ADICCIONES AL INTERNET EN ADOLESCENTES Y NIÑOS





Llamada, también, adicción no química o adicción sin droga, es una conducta repetitiva que resulta placentera, al menos en las primeras fases, y genera una pérdida de control en el sujeto, más por el tipo de relación establecida con la persona que por la conducta en si misma, con una interferencia grave en su vida cotidiana, ya sea a nivel familiar, social o académico.

Adolescencia adicta a las Redes Sociales

Por tanto, igual que ocurre con las personas adictas a sustancias, los adolescentes adictos a las redes sociales experimentan un síndrome de abstinencia cuando no pueden conectarse, caracterizado por un profundo malestar emocional, disforia, insomnio, irritabilidad e inquietud. En realidad, hay un efecto bola de nieve ya que los problemas se extienden a todas las parcelas del adolescente ( salud, familia, escuela y relaciones sociales)

El abuso de internet puede ser una manifestación secundaria a otra adicción principal o a otros problemas psicopatológicos como la fobia social, TOC o TDAH.

Síntomas de adicción a las tecnologías en menores

Otros síntomas pueden ser:

Negación de la adicción.

La adicción se convierte en el tema central de la vida del menor, desplazando otros intereses. Como una bola de nieve, la adicción va generando problemas en todas las parcelas de la vida: familiar, escolar, relacional, en la higiene personal, el sueño o la alimentación.

Un niño adicto al móvil se irá aislando de la familia y amigos, se volverá irascible, irritable y ansioso, especialmente, cuando se vea privado del dispositivo. Además, no aceptará el diálogo y se refugiará en el autoengaño, la negación de la realidad y la justificación de la necesidad de tener el móvil.

Señales de alarma de dependencia a internet

Las principales señales de alarma que denotan una dependencia a las TIC o a las redes sociales y que pueden reflejar la conversión de una afición en una adicción son:

Privación del sueño ( dormir menos de 5h) para estar conectado a internet, a la que se dedica unos tiempos de conexión anormalmente altos.

Descuidar otras actividades importantes como el contacto con la familia, las relaciones sociales, los estudios o la salud.

Recibir quejas en relación con el uso del internet o del móvil constantemente, incluso cuando no se está conectado y sentirse irritado excesivamente cuando la conexión falla o resulta muy lenta.

Intenta limitar el tiempo de conexión, pero sin conseguirlo, y perder la noción del tiempo.

Mentir sobre el tiempo real que se esta conectado o jugando a un videojuego.

Aislarse socialmente, mostrarse irritable y bajar el rendimiento en los estudios.

Sentir una euforia y activación anómalas cuando se esta delante del ordenador o del móvil.

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.