¡Alerta con los cuadros depresivos! NO subestimes nunca el malestar de la fatiga

Por: Dra. Silvia Porras

Médico General

Hospital Clínica Católica

Los médicos generales tenemos la bendición de recibir todo tipo de pacientes y desde hace varios años, conforme ha venido cambiando el estilo de vida de la gente, con jornadas extenuantes de trabajo, problemas de tránsito, aumento en el costo de la vida, he notado una nueva entidad a la cual ya tiene un nombre específico, diagnóstico y un tratamiento no específico, pero si orientado a mejorar los síntomas. Mis amigos estoy hablando de Síndrome de Fatiga Crónica o Burn Out Syndrome.


¿Qué es el síndrome de Fatiga Crónica?

El síndrome de fatiga crónica es un trastorno complejo el cual consiste en una fatiga persistente o cansancio que no es causado por una enfermedad preexistente, muchas veces esta fatiga puede empeorar con las actividades físicas o mentales, pero una característica importante es que ese cansancio no mejora con el descanso.

Las causas no son conocidas, pero si sabemos que algunos virus (Epstein Barr, herpes virus, hepatitis, etc.) pueden estar relacionados, estados prolongados de estrés también pueden tener inherencia en la agudización de este síndrome. Este padecimiento no tiene diagnostico o prueba diagnostica especifica, el diagnostico es por historia clínica, ósea los síntomas que el paciente nos dice, claro; esto descartando alguna enfermedad que pudiera estar produciendo este conjunto de síntomas.


Síntomas

¿Y cuales son esos síntomas que podrían alertarme de tener este padecimiento? Bueno, serian: La fatiga de seis meses sin razón aparente, pérdida de memoria o concentración, dolor de garganta, agrandamiento de los ganglios linfáticos del cuello o las axilas, dolor articular o muscular sin causa aparente, dolores de cabeza, sueño no reparador, agotamiento extremo que dura más de 24 horas después de realizar ejercicio físico o mental, además de que hay una limitación tanto en las tareas de predominio físico como intelectual llegando a reducir en más del 50% el nivel de actividad diaria previo a la aparición de la enfermedad o al diagnostico del mismo. También podemos decir que hay factores de riesgo como: La edad; el síndrome de fatiga crónica puede ocurrir a cualquier edad, pero afecta con más frecuencia a personas de entre 40 y 50 años, el sexo; las mujeres reciben diagnóstico de síndrome de fatiga crónica con mucha más frecuencia que los hombres, pero quizás esto se deba simplemente a que las mujeres son más propensas a informar sus síntomas a un médico y el estrés; la dificultad de manejar el estrés puede contribuir a la aparición del síndrome de fatiga crónica.


Cuidado con la depresión

Pero una de las preocupaciones que generan más cuidado, son los cuadros depresivos, pues al tener estados tensionales mantenidos, y mal estado general, los pacientes llegan a desarrollar cuadros depresivos importantes, tanto que además de terapia se requiere una abordaje multidisciplinario, cambiando el estilo de vida, ayudando al paciente a dominar o manejar los estados de estrés, terapia psicológica y tratamiento médico. Es por eso la importancia de siempre consultar a su médico de confianza, no subestime nunca un cuadro de fatiga, porque algunos pueden ser la alerta de muchas enfermedades, como ésta.

Teléfono: 2246-3000 / 2246-0390

Hospital Clínica La Católica


Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.