• Revista VOS

¡ALTO! DEJA ESOS AUDÍFONOS, PODRÍAN CAUSARTE SERIOS PROBLEMAS



Escuchar tu música favorita con tus audífonos, es uno de los pequeños grandes placeres que existen, pues te permiten desconectarte del mundo, relajarte y pasar un buen momento, sobre todo si vas en el transporte público o en el trabajo no te dejan concentrar. Aunque esto es una delicia, seguramente en más de una ocasión te han dicho que utilizar demasiado tus audífonos puede dejarte sordo, pero ¿realmente es cierto?


Los ruidos que se consideran dañinos son a partir de 85 decibeles, que es por ejemplo el ruido del tráfico o el zumbido de un refrigerador, el motor de las motocicletas y tractores para cortar el césped llegan a 90, los reproductores de música MP3 pueden llegar a 100 decibeles, un concierto 110—120. Al practicar ejercicio la temperatura del cuerpo se eleva y al usar audífonos impedimos que haya ventilación oídos, es como si se usaran tapones. De esta manera los gérmenes se reproducen más rápido y se incrementa tanto la producción de ceruman (cerilla) como el riesgo de sufrir inflamación (otitis externa) e infecciones de corta y larga duración.


La exposición frecuente a ruidos fuertes o moderadamente altos durante un largo período de tiempo puede dañar el tejido blando del oído interno. Las células y los nervios en el oído interno se destruyen por la exposición continua o repetida a sonidos fuertes. Si se destruyen suficientes células y nervios, la audición se daña de forma permanente.


Recomendaciones para cuidar tus oídos


- Evitar escuchar música o sonidos en volumen alto. Entre menos suceda esto será mucho mejor aunque en ocasiones es necesario utilizarlos.


- No usarlos por muchas horas seguidas. El tiempo estimado recomendable para usarlos es de entre 30 minutos y dos horas diarias.


- Evitar ponértelos cuando estés haciendo ejercicio y tus oídos suden. Eso acumula gérmenes en esa área y se incrementa la producción de cerilla .


- Evita tocarte los oídos con objetos como lápices, plumas, pasadores e hisopos para evitar daños en la membrana del tímpano, ya que con ellos podemos empujar la cerilla y tapar el pabellón auricular.


-Es importante saber que no tiene nada que ver el tamaño del auricular con el daño que ocasionan. Por ejemplo, los audífonos gigantes no hacen más daño que los pequeños.


Por: Emily Oviedo M.

prensa@representacionesag.org

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.