Aprende a Sentirte Bien ¡Sin Tabaco!

Gran parte de los fumadores utiliza el tabaco como medio de relajación y recurre al cigarrillo cuando pasa por una situación de estrés.

Por:Emily Oviedo M.prensa@representacionesag.org

Las imágenes y mensajes escritos en los paquetes de cigarrillos fumar mata es una advertencia más que clara, pero no siempre lleva a la acción. Posiblemente conozcas bien los efectos nocivos que el tabaco tiene sobre tu salud y has escuchado infinitas veces su relación con el cáncer, enfermedades pulmonares y cardiovasculares, y otras patologías. Entonces, ¿por qué no consigues dejar de fumar?


Gran parte de los fumadores utiliza el tabaco como medio de relajación y recurre al cigarrillo cuando pasa por una situación de estrés. De ahí que, aunque lleves unos días sin fumar, recaigas frente a un conflicto. Pero hay otra razón psicológica que dificulta el abandono de este nocivo hábito: la creencia de que la reducción de los cigarrillos va, inevitablemente, acompañada de un aumento del peso. Mucha gente teme que, si deja de fumar, engordará y tendrá problemas en su tránsito intestinal.


Aunque es cierto que existe una relación entre dejar de fumar y sufrir estreñimiento, este pensamiento no debería ser un freno porque existen ciertas soluciones en tu farmacia que pueden solucionarlo.


Enfrentarse al gran reto de renunciar al tabaco y triunfar requiere, en primer lugar, concienciarse de los beneficios que obtendrás al conseguirlo. Por otro lado, debes ceñirte a un plan que ayude a reducir los temores de los que hablábamos.

Los fumadores que dejan de fumar, a cualquier edad, tienen menos riesgo de morir por enfermedades asociadas con el tabaco que los que continúan fumando, además, mejoran mucho su calidad de vida.


A largo plazo dejar de fumar reduce los niveles de estrés del organismo porque no sentirás la ansiedad típica que aparece entre un cigarrillo y el siguiente. Este estado de ansiedad se debe al síndrome de abstinencia, comienza a las dos horas de consumir un cigarrillo y alcanza su máximo entre 24 y 72 horas después. Pero no es eterna: a las 2 ó 3 semanas de dejar de fumar, el síndrome de abstinencia empieza a reducirse y será entonces cuando comiences a disfrutar de la tranquilidad de no pensar en el tabaco.


Recuerda que el consumo de tabaco no solo afecta la salud del fumador sino también la de los que lo rodean. La exposición al humo de tabaco ajeno causa un 30% de aumento en el riesgo de infarto y de cáncer de pulmón en los no fumadores. En los niños, la exposición es particularmente dañina provocando problemas respiratorios, infecciones del oído y el síndrome de muerte súbita del lactante. Las embarazadas expuestas también pueden sufrir complicaciones, al dejar de fumar estos riesgos desaparecen, cuanto antes se deja de fumar, más beneficios se obtienen.


Estimado lector ten presente lo siguiente:

Hoy es un buen día para dejar de fumar.


Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.