¡AUXILIO, ME PICAN LOS PIES!


La sensación de picor puede acentuarse especialmente durante la noche y es una sensación muy incómoda

El picor en el pies puede ser considerado como el resultado de reacciones alérgicas, de bacterias u hongos. Normalmente, se trata de fenómenos que son relativamente inofensivos, pero aún así es mejor consultar a un médico para evitar complicaciones mediante la aplicación de un tratamiento específico.

La sensación de picor puede acentuarse especialmente durante la noche y es una sensación muy incómoda, para eliminarla lo más importante es identificar la causa real. También es necesario tomar ciertas precauciones, como mantener los pies bien hidratados o aplicar una capa de crema de hidrocortisona.


¿Qué lo puede estar causando?

Enfermedades del hígado o del riñón: cuando alguno de estos órganos presentan enfermedades crónicas, estas pueden ser las causantes de la picazón.


Psoriasis palmo-plantar: esta enfermedad causa engrosamiento de la piel, puedes empezar a notar algunas gruesas placas en piel que a parte de la picazón producen molestia al caminar.


Micosis o pie de atleta: esta es causada por hongos en la piel. se caracteriza por rasquiña continua en la piel de tus pies, junto con pequeñas anomalías que pueden ser circulares en la piel o protuberancias, puntos rojos o engrosamiento de la piel con tonalidades amarillentas.


Eccema: Tiene lugar por el exceso de humedad por sudor, entre otras causas. Aparece en forma de áreas circulares enrojecidas y piel escamosa, que pueden ser confundidos con los síntomas de la infección por hongos, además del picor intenso.


Piel seca: Una de las condiciones más comunes de la piel. La piel seca puede ser sensible a rozaduras, por lo que se irrita fácilmente y genera picor en la misma. Puede tratarse de un problema permanente o aparecer en condiciones de baja humedad o por el frío.


Consejos para una buena salud cutánea


Limpiar, cuidar e hidratar la piel: Limpiar la piel con frecuencia, permitirá eliminar la piel muerta y limpiarla eliminando cualquier sustancia perjudicial, además de permitir que los poros respiren.


Nutrir la piel: Utilizar lociones cutáneas específicas ayudará a conservar el buen estado de la piel y evitar que esta se irrite frente a agentes externos.


No rascarse: la piel cuando sentimos picor, puesto que podemos provocar daños en los tejidos.


Seguir una buena dieta que aporte los nutrientes y vitaminas necesarios a la hora de reparar la piel.


Por: Emily Oviedo M.

prensa@reprentacionesag.org

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.