• Revista VOS

¿Cómo detectar un transtorno alimenticio?

Por: Emily Oviedo M./ prensa@representacionesag.org

En una cultura en la que las dietas son constantemente recomendadas y la delgadez extrema se ha idealizado en un estado óptimo de salud y belleza, los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) son cada vez más frecuentes tanto en hombres como en mujeres.Un Trastorno de la Conducta Alimentaria es una enfermedad grave que puede producir serias complicaciones digestivas, metabólicas, cardiovasculares, óseas, genitales y renales que pueden llevar incluso a la muerte. También puede ocasionar daños psicológicos y emocionales.


Síntomas

El primer síntoma o manifestación que llama la atención cuando una persona está desarrollando un problema psicológico de este tipo, son las conductas relacionadas con la comida. Cuando las personas desarrollan un problema de la conducta alimentaria, su relación con la comida varía significativamente. Dependiendo del problema concreto del que se trate, esa relación se verá alterada en un distinto distinto. Alguna de estas conductas extrañas pueden ser: cortar los alimentos en trozos pequeños, restricción significativa de alimentos calóricos, comer de pie o realizando actividad física leve como andar, almacenamiento de alimentos en lugares extraños, etc. Por ello, si detectamos alguna de estas conductas deberemos consultar un profesional.


Para detectar un trastorno alimentario es necesario fijarse en la presencia de síntomas depresivos ya que éstos son muy frecuentes en personas con trastornos alimentarios. De hecho, la comorbilidad entre estos dos tipos de trastorno es elevada. Alguno de los síntomas más frecuentes son: estado de ánimo bajo, sentimiento de melancolía, pérdida de interés en actividades que antes disfrutaba, alteraciones en el sueño, falta de energía, etc. Si una persona de nuestro entorno manifiesta este tipo de síntomas es importante que estemos atentos ya sea por la posibilidad de un trastorno de la conducta alimentaria, como de un problema depresivo.


Señales de alerta

Restricción voluntaria de alimentos con alto contenido calórico.

Disminución o exceso del consumo de agua o líquidos.

Aumento de la actividad física o incluso ejercicio compulsivo.

Aumento de las horas de estudio.

Disminución de las horas de sueño.

Irritabilidad y cambios de humor.

Síntomas depresivos.

Preocupación excesiva por el peso.

Trastorno de su imagen.

Negación de sensaciones de hambre, sed, sueño y fatiga.

Desinterés por actividades de ocio.

Almacenamiento de comida en distintos lugares.

Consumos intensivo de chicles sin azúcar.

Consumo excesivo de tabaco para disminuir la ansiedad de comer.

Rechazo a las comidas sociales.

Vómitos autoprovocados.

Disminución del rendimiento escolar.

Negación de la enfermedad.

Dificultad de concentración y aprendizaje.

Sensación de culpabilidad.

Baja autoestima.

Intensa vida social con intervalos de aislamiento.


Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.