• Revista VOS

¿Cómo eliminar el sarro dental?

El sarro es la placa calcificada o endurecida que se adhiere al esmalte de los dientes, por debajo de la línea de la encía, que puede causar desde caries hasta infecciones en las encías

Por: Emily Oviedo M./ prensa@representacionesag.org

¿ Te has preguntado por qué el sarro tiende a acumularse en los dientes de abajo? Da igual que te hayas cepillado con frecuencia, siempre vuelve a aparecer. Y si tienes algunos conocimientos de salud oral, sabrás que su presencia advierte sobre el riesgo de otros problemas, no solo estéticos. En definitiva, ¿cómo se puede quitar el sarro de los dientes?


El sarro es la placa calcificada o endurecida que se adhiere al esmalte de los dientes, por debajo de la línea de la encía, que puede causar desde caries hasta infecciones en las encías. Para reducir la formaciуn de sarro es importante cepillarse correctamente, especialmente con una pasta de dientes para control de sarro, y utilizar hilo dental.


Una vez que el sarro se ha depositado en tus dientes, sólo el dentista podría retirarlo. El proceso para retirar el sarro se denomina raspado radicular. Durante este procedimiento, el dentista utiliza instrumentos especiales con los que retiran el sarro que se encuentra a la vista sobre los dientes y el que se halla debajo de la línea de las encías.


Remedios Caseros

Manzana. Esta fruta, tradicionalmente se ha usado como alternativa fiable para quitar el sarro de los dientes de forma casera. Cuando la manzana se come a mordidas, provoca que el arrastre de la pulpa talle la superficie de los dientes, removiendo la placa y el sarro que posiblemente se esté formando. Además de los nutrientes que proporciona, el consumo regular de manzana evita que la reaparición del sarro, manteniendo una boca sana, limpia y con buena apariencia.

Fresas. Otro remedio casero para quitar el sarro son las fresas, cortadas por la mitad, se frota la superficie de los dientes con la pulpa que, por su característica granulosa, retira parte del sarro acumulado y poco a poco libera a los dientes de la placa, dejándolos más blancos al poco tiempo de hacer esta rutina diariamente.

Limón. Se pela apenas la cáscara exterior, dejando la piel blanca al descubierto para tallar con ésta la superficie de los dientes, removiendo así el sarro acumulado. Evita aplicar directamente el jugo del limón, pues sus propiedades abrasivas pueden dañar el esmalte de las piezas dentales.

Hojas de perejil. Mascarlas tiene un importante efecto blanqueador sobre los dientes, pero también es importante tener en cuenta que tienen un cierto contenido tóxico, por lo que no debes abusar de su consumo.

Salvia. Haciendo una infusión de hojas de salvia, se sumerge el cepillo de dientes en el líquido y se cepilla la superficie de las piezas dentales para remover el sarro que se haya acumulado sobre éstos. Al final, también puede usarse el resto de la infusión como enjuague bucal.



Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.