¿CÓMO SABER SI TENGO CISTITIS?

Por: Emily Oviedo M./ prensa@representacionesag.org

Aproximadamente el 60 por ciento de las mujeres van a tener a lo largo de su vida una infección de orina simple o cistitis. Esta patología es la más común en la mujer y se produce por la invasión de microorganismos en el tracto urinario. Con menos frecuencia, la cistitis aparece como una reacción a determinados medicamentos, a la radioterapia o a irritantes potenciales, como los aerosoles de higiene femenina, los geles espermicidas o el uso prolongado de un catéter. La cistitis también puede aparecer como una complicación de otra enfermedad.


Los antibióticos son el tratamiento frecuente para la cistitis bacteriana. El tratamiento para otros tipos de cistitis depende de la causa de fondo.


Lo siguiente también aumenta las probabilidades de padecer cistitis:

Un tubo llamado sonda vesical que se introduce en la vejiga

Bloqueo de la vejiga o la uretra

Diabetes

Próstata agrandada, uretra estrecha o cualquier elemento que bloquee el flujo de orina

Pérdida del control del intestino (incontinencia intestinal)

Edad avanzada (sobre todo en las personas que viven en asilos de ancianos)

Embarazo

Problemas para vaciar totalmente la vejiga (retención urinaria)

Procedimientos que involucran las vías urinarias

Permanecer quieto (inmóvil) durante un período de tiempo largo (por ejemplo, cuando usted se está recuperando de una fractura de cadera)


¿Cuáles son sus síntomas?

La adhesión de las bacterias a la pared de la vejiga produce diferentes toxinas, causantes de los síntomas típicos de la cistitis o infección urinaria, que si bien no suelen ser graves, sí resultan muy molestos:

Presión en la parte inferior de la pelvis.

Dolor o escozor al orinar.

Necesidad frecuente y/o urgente de ir al baño.

Micciones escasas y frecuentes.

Necesidad de orinar por la noche.

Orinas turbias o malolientes acompañadas de sangre.

Dispareunia: relación sexual dolorosa.


¿Cuál es el tratamiento más recomendable?

Si bien los casos más leves de cistitis pueden curarse de forma espontánea, la mayoría de las veces es necesario aplicar un tratamiento antibiótico para evitar que la infección se extienda.

Sin embargo, en el caso de cistitis recurrentes, la repetición de este tratamiento puede provocar la inmunización progresiva de las bacterias, de forma que se hacen más fuertes frente al efecto de los antibióticos y progresivamente se hacen resistentes frente a su acción. Por esta razón, cada vez es más frecuente recurrir a nuevas estrategias para prevenir las distintas infecciones. En el caso de la cistitis, el arándano rojo americano ha demostrado su eficacia para disminuir la recurrencia de este problema, reduciendo la repetición de las infecciones a la mitad tras un año de tratamiento.



Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.