• Revista VOS

Calostro y bajada de la leche materna


Por: Dra. Verónica Castro

Nutricionista enfocada en

Nutrición Materno Infantil y

Asesora de Lactancia Materna

Hospital Clínica Bíblica

____________________________________________________________________________________


Si estás a punto de tener a tu bebé o tenés un recién nacido en casa, estarás en el proceso de la famosa bajada de la leche. Aquí te dejo algunos puntos que te pueden ayudar.

Es importante saber que el cuerpo es perfecto y sabe muy bien en el momento en que el bebé sale de la pancita de la mamá y por lo tanto debe de empezar a producir leche. Incluso el cuerpo empieza a prepararse con anterioridad y la mayoría de las mujeres alrededor de la semana 35 empiezan la producción de Calostro. El Calostro es la primera leche materna, es súper concentrado en inmunoglobulinas, agua, proteína, grasa y carbohidratos. Este líquido denso, de color amarillento y algo pegajoso es lo único que el bebé necesita los primeros días para su alimentación.

Muchas madres temen no tener suficiente leche los primeros días para alimentar a sus hijos, pero debemos recordar que el estómago del recién nacido es muy pequeño y no necesitará más de 5 ml por toma para estar satisfecho. Aquí les comparto el tamaño del estómago del bebé de los primeros días de nacido.


Sabiendo que los recién nacidos necesitan cantidades pequeñas de leche durante sus primeros días, debemos tomar el tema de la bajada de leche con calma y disfrutar cada momento del nacimiento del nuevo bebé.

La regla de oro es: A MAYOR DEMANDA, MAYOR LECHITA. Los primeros días debemos poner al bebé a mamar cuantas veces él lo desee. Esto ayudará a que la bajada de la leche madura sea más rápida. Es muy común que la primera noche de los recién nacidos sea una noche de locos, el bebé pasa despierto comiendo y comiendo. Como resultado de esta primera trasnochada, nuestro cuerpo responde a la necesidad del bebé y en un par de días tendremos suficiente lechita.



Recordemos también que la posición en la que el bebé agarra el pecho es clave para obtener una lactancia exitosa. El bebé debe estar pegadito panza con panza con la mamá. La boca del bebé debe de estar bien abierta, y ambos labios evertidos de forma que la boquita parezca boquita de pez. Esto permitirá una buena succión y el bebé podrá obtener suficiente leche. Además, la boca del bebé debe de cubrir casi en totalidad la areola y no agarrar solamente el pezón.

Si tenés dudas de este tema y querés un acompañamiento personal podés contactarme.




Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.