¿Chupeta o chupeteo de dedo?

No cabe duda que es bello ver a un bebé chupando el dedo o con su chupeta puesta

Por: Dr. Alexis Hernández

Cirujano Dentista Clínica Dental Dr. Alexis Hernández M. Teléfonos: 2234-6794 / 8865-3855 Facebook: Clínica Dental Dr. Alexis Hernández M.

El succionar el dedo o la chupeta es un reflejo que hace que el bebé si está ansioso sienta seguridad y se tranquilice.


ENTONCES ¿QUÉ ES MEJOR LA CHUPETA O EL DEDO?


Lo ideal es que ni uno ni otro, hay niños que nunca ocuparon del hábito del chupeteo de dedo o en su lugar la chupeta, pero algunos en un momento dado descubren sus deditos y listo, encuentran juguete nuevo.


Al un principio sus labios y lengua tienen más desarrollado el sentido del tacto y de ahí la necesidad de succionar, explorando a través de su boca. El acto de succionar es innato en ellos durante los primeros meses de vida y tienen cierto grado de placer, calman el hambre y se sienten más cerca de la mamá al chupar el dedo o la chupeta.


Por otro lado los papás tendemos a acostumbrarlos también a que usen las chupetas para que se tranquilicen y nos dejen dormir o seguir con el quehacer diario. Pero es peor el daño que le puede causar al bebé alguno de estos hábitos que el beneficio mismo.


La succión que hacen en forma continua llega a producir malformación en la boca, principalmente a nivel del paladar. Es por eso que a partir del sexto mes hay que empezar a restringir cualquiera del los dos hábitos, siendo el más difícil el chupeteo de dedo que la misma chupeta. No permitir que sobre pase los dos años para que deje el hábito.


Hay ventajas entre uno y otro si se llegase a dar, ventaja de la chupeta es que se puede quitar el hábito simplemente desapareciendo la misma, con el dedo no se puede, hay que modificar la conducta del niño motivándolo a dejar el dedo a cambio de premios o bien ver de la forma se forra el dedo para que no lo succione. Lo más económico utilizar gasa. Daño en el dedo que se succiona, un cayo.


Una desventaja de la chupeta es que el niño al empezar a tener dientes, rompa la tetilla y vaya a aspirarla y asfixiarse. Todo esto llevará a que sus padres tengan que pensar en corregir lo daño hecho con frenillos (ortodoncia), lo cual no es económico.


Para eliminar el hábito de chupar el dedo el dentista le pone un dispositivo fijo o removible que va a hacer que el niño no pueda succionar el dedo (canasta con picos). Método que le puede ayudar a que no se le deforme la boca.


También existen dispositivos tipo guantes que cubren el o los dedos que succiona el niño.

El problema es cuando el dedo que se chupan no es en la mano.


En resumen, lo ideal es que bebé no adquiera ningún hábito de chupeteo o succión, ambos tienen sus desventajas y ninguno de los tiene ventajas a excepción de calmar al niño y que los papás puedan por fin dormir un ratito en la noche.



Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.