Cicatrices hipertróficas y queloides

Por: Dr. Juan José Rodríguez

Dermatólogo


Teléfono: 2574-9404 / 8730-7266

Facebook: DrJuan José Rodríguez - Dermatólogo

Muchos pacientes después de pasar el proceso de una cirugía acuden a mi consulta para tratar de mejorar la cicatriz que quedó como secuela; en otros casos por algún accidente, quemadura, sutura o simplemente porque la piel no logró un adecuado proceso de cicatrización, quedan con marcas que estéticamente se ven mal y hacen sentir incómoda a la persona, sobre todo si están en áreas expuestas.


Por ello vamos a conversar sobre las cicatrices que son enfermedades en la piel o desordenes en la proliferación de los fibroblastos (las células encargadas de la cicatrización). Estas células a la hora de reparar la piel lo hacen de una manera más voluminosa y desorganizada.


Una situación más que estética y que afecta la funcionalidad, se da cuando estas cicatrices se encuentran en zonas móviles y originan retracciones y limitación del movimiento, por su morfología distorsionan cualquier tejido en el cual estén superpuestas.


Es importante hacer la diferenciación respecto a cicatriz hipertrófica y queloidea debido principalmente al tejido que abarcan.


La cicatriz hipertrófica es una lesión fibrosa (gruesa), roja, levantada y pruriginosa (pica mucho) la cual se forma dentro de los bordes iniciales de una herida por lo que es fina o localizada a esta, por lo general en una zona de tensión, suele tener una regresión espontanea, y tiene poca tendencia a reaparecer posterior a que se ha extirpado quirúrgicamente.


La cicatriz queloide es una lesión con aspecto más grande y grotesco, color rojo rosado o violeta. Respecto a los contornos son irregulares, sobrepasando los márgenes iniciales de la herida. Puede presentar prurito y dolor. Raramente regresa en forma espontánea y la reaparición es muy frecuente posterior a que se ha eliminado con cirugía.


Cuáles son las causas de estas cicatrices:

Predisposición genética.

Raza negra.

Edad joven.

Ubicación de la herida en zonas convexas.


Tratamiento

Se han propuesto múltiples alternativas terapéuticas curativas para la resolución del problema, pero es importante tomar en cuenta las terapias preventivas.


Preventivo:

Evitar cirugías en las zonas más propensas a queloides (esternón, lóbulo de la oreja, hombros).

Realizar suturas a favor de las líneas de la piel.

Poca tensión a las suturas.

Evitar infección de la herida.

Utilizar medidas compresivas que reduce este tipo de cicatrización (ropa compresiva, geles de silicona).

Curativo:

Corticoides intralesionales (se infiltran sobre la lesión, es muy utilizado actualmente y con buena respuesta)

Crioterapia (nitrógeno líquido en combinación de esteroides infiltrados en la lesión)

El láser pulsado reduce el volumen de las lesiones sin observar recurrencia a los 6 meses.

Existen otras terapias como la radioterapia o la cirugía, pero con pobres resultados por lo que no se recomiendan y se ve una recidiva del 50 al 100%.

Todos estos procedimientos curativos deben ser realizados por un profesional en el área para evitar complicaciones

y/ o empeorar el aspecto de las cicatrices.



Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.