• Revista VOS

CLAMIDIA: una de las ETS más comunes

La infección por Chlamydia trachomatis es categorizada de transmisión sexual, es bastante frecuente y causada por una bacteria. Muchas personas no se enteran de que la poseen debido a que nunca presentan signos o síntomas, como dolor genital y secreción de la vagina o del pene.


Esta enfermedad afecta tanto a hombres como a mujeres y se produce en todos los grupos etarios, aunque se evidencia más entre las mujeres jóvenes. Un aspecto positivo es que la infección no es complicada de combatir. Sin embargo, si no se trata, puede dar lugar a problemas de salud más graves.



Síntomas

En una etapa temprana, pueden causar pocos signos y síntomas, o inclusive ninguno. Cuando aparecen signos, generalmente comienzan de una a tres semanas después de la exposición a la bacteria. Incluso cuando se manifiestan, estos signos son moderados y desaparecen, lo que hace más fácil que pasen sin notarlos.



Los signos y síntomas son:

-Dolor al orinar.

-Dolor en la parte baja del abdomen.

-Flujo vaginal en mujeres.

-Secreción del pene en hombres.

-Dolor durante las relaciones sexuales en mujeres.

-Sangrado entre períodos menstruales y después del sexo en mujeres.

-Dolor testicular en hombres.

-También puede infectar el recto, puede presentar dolor, secreción o sangrado rectal. Es posible contraer infecciones oculares por el contacto con secreciones infectadas.



¿Cuándo debo consultar al médico?

Debes consultar a un experto si tienes secreciones de la vagina, el pene o el recto, o si sientes dolor al orinar. Consulta con médico si tu pareja sexual te revela que tiene clamidiosis, lo más probable es que el médico te recete un antibiótico, incluso si no tienes síntomas.



Causas

La causa más común es la presencia de la bacteria Chlamydia trachomatis y se transmite más frecuentemente por relaciones sexuales vaginales, orales y anales. También se puede transmitir la clamidiosis a su hijo durante el parto, provocándole neumonía o una infección ocular grave a su hijo recién nacido.



Factores de riesgo

-Tener una vida sexual activa antes de los 25 años.

-Haber tenido relaciones sexuales con varias personas durante el último año.

-No usar preservativo regularmente.

-Tener antecedentes de infecciones de transmisión sexual previas.



Prevención

La abstención es el método preventivo con mayor utilidad pero, en dado caso que no se pueda:

-Utilizar preservativos. Preservativos masculinos de látex o un preservativo femenino de poliuretano en cada contacto sexual. Los preservativos utilizados de la forma adecuada durante cada encuentro sexual reducen pero no eliminan el riesgo de infección.

-Limita la cantidad de parejas sexuales.

-Hazte análisis de detección regularmente.

-Evita los lavados vaginales. No se recomiendan los lavados vaginales porque reducen la cantidad de bacterias beneficiosas presentes en la vagina, lo que puede aumentar el riesgo de infección.

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.