COLELITIASIS:CÁLCULOS VESICULARES


En la mayoría de los pacientes, el 80% con cálculos biliares; son asintomáticos.

Por: Dr. Alonso Campos

Cirugía General

Centro Oncológico

Hospital CIMA

Esta condición surge del desarrollo de litos (popularmente piedras), en distintas zonas del árbol biliar, en este caso en la vesícula biliar.


En la mayoría de los pacientes, el 80% con cálculos biliares; son asintomáticos. Las demás personas con cálculos presentan síntomas (20%), estos abarcan desde un tipo característico de dolor (cólico biliar) hasta colecistitis (inflamación y dolor) y colangitis, capaz de amenazar la vida del paciente. El cólico biliar es el síntoma más frecuente.

En ocasiones, los cálculos atraviesan el conducto cístico sin causar síntomas. No obstante, la migración de la mayoría de los cálculos produce obstrucción del conducto cístico que, aunque sea transitoria, desencadena un cólico biliar.


El cólico biliar comienza en forma típica en el cuadrante superior derecho del abdomen, pero puede localizarse en cualquier sitio del abdomen. Con frecuencia, puede circunscribirse con dificultad, en particular en los pacientes diabéticos y en los adultos mayores. El dolor podría irradiar a la espalda o el brazo.


Aunque el cólico biliar puede comenzar tras una comida pesada, los alimentos ricos en grasas no se consideran un factor desencadenante específico.


Existe escasa correlación entre la gravedad y la frecuencia de los cólicos biliares y los cambios anatomopatológicos en la vesícula biliar. Los cólicos biliares pueden desarrollarse sin colecistitis. Si el cólico dura más de 12 horas, en particular si se asocia con vómitos o fiebre, es probable que el paciente presente colecistitis o pancreatitis.


DIAGNÓSTICO

La litiasis vesicular se sospecha en pacientes con cólicos biliares. La ecografía abdominal es la prueba de diagnóstico por imágenes de elección para detectar los cálculos biliares, con una sensibilidad y una especificidad del 95%. La ecografía también muestra con exactitud la arenilla biliar. La tomografía computarizada (TC), la resonancia magnética (RM) y la colecistografía oral (que rara vez se indica en la actualidad, aunque es bastante precisa) pueden considerarse procedimientos alternativos. La ecografía por vía endoscópica detecta con gran sensibilidad los cálculos pequeños ( 3 mm) y podría ser necesaria si los resultados de las demás pruebas son controversiales.

Las pruebas de laboratorio no suelen ser útiles y, en forma típica, son normales excepto cuando se desarrollan complicaciones.

Los cálculos biliares asintomáticos y la arenilla biliar suelen identificarse en forma incidental en estudios de diagnóstico por la imagen, en general ecografía, indicada para otras causas. Entre el 10 y el 15% de los cálculos está calcificado y es visible en las radiografías simples.


TRATAMIENTO

Para los cálculos sintomáticos: colecistectomía laparoscópica es el tratamiento de elección.

Para los cálculos asintomáticos: Conducta puede ser expectante vs quirúrgica, esto se debe tipificar por cada tratante según las características de cada paciente, ya que existen pacientes de riesgo a los que las conducta expectante no sea la principal recomendación.

La cirugía puede llevarse a cabo con una técnica abierta o laparoscópica.

La colecistectomía abierta. Consiste en la realización de una incisión abdominal grande para la exploración directa del área, es una técnica segura y eficaz. Su tasa de mortalidad global se aproxima a 0,1% cuando se realiza en forma electiva durante un período libre de complicaciones.

La colecistectomía por vía laparoscópica es el tratamiento de elección. El procedimiento emplea una forma de instrumentación quirúrgica a través de incisiones abdominales pequeñas y es menos invasivo que la colecistectomía abierta. El resultado es una convalescencia más breve, con menos molestias posoperatorias y mejores resultados estéticos, aunque sin aumento de la tasa de morbimortalidad. La técnica laparoscópica debe convertirse en un procedimiento abierto en el 2 al 5% de los pacientes, en general porque no es posible definir la anatomía biliar o porque no se puede manejar una complicación. En forma característica, la edad avanzada aumenta los riesgos de cualquier tipo de cirugía.


La colecistectomía previene complicaciones futuras en pacientes específicos. Esta técnica quirúrgica no genera problemas nutricionales ni limitaciones en la dieta habitualmente. Algunos pacientes desarrollan diarrea, a menudo debido a que se desenmascara un trastorno de malabsorción de sales biliares en el íleon.


Estos y otros procedimientos pueden ser provistos en nuestro centro y estaremos esperando poder ayudarle.


Conceptos clave

En los países desarrollados, alrededor del 10% de los adultos y el 20% de los individuos mayores de 65 años tienen cálculos biliares, pero el 80% son asintomáticos.

La ecografía abdominal es sensible y específica en un 95% para detectar los cálculos biliares.


Una vez que se presentan los síntomas (por lo general el cólico biliar), el dolor vuelve en el 20 al 40% de los pacientes/año.

Tratar a la mayoría de los pacientes que tienen cálculos biliares sintomáticos con colecistectomía por vía laparoscópica.



4040-0505 Hulihealth

2208-1314 CIMA

centro.oncológico.cima


Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.