• Revista VOS

¡CUÍDATE! TE DAMOS CONSEJOS PARA DESPUÉS DEL PARTO

Por: Emily Oviedo M./ prensa@representacionesag.org

Por fin, tu bebé ya está aquí y estás emocionada, pero también te sientes agotada, dolorida, dominada por un torbellino de emociones y preguntándote si alguna vez podrás volver a ponerte tus pantalones. Las clases de preparación para el parto te ayudaron a prepararte para dar a luz, ¡pero no para todo lo que venía después!


El puerperio o cuarentena es el periodo de recuperación que tiene toda mujer después del parto (vaginal o cesárea). Se produce aquí una recuperación del útero y una adaptación del organismo a esta nueva situación.


Durante el mismo, al principio mancharás como una regla, y progresivamente esa secreción irá disminuyendo y cambiando de color, pasando por colores similares al rojo, marrón y amarillo. Esta situación tiene una duración variable según cada mujer aunque lo normal es que dure entre 20 y 40 días. Al principio se mancha como con la regla, progresivamente esa secreción va disminuyendo y cambiando de color, pasando por colores similares al rojo, marrón y amarillo.


Cuidados generales

Guardar reposo moderado durante 10 días y no realizar actividades domésticas pesadas, sobre todo si el parto ha sido mediante cesárea.

Vigilar la temperatura de vez en cuando (es preferible por la tarde), debiendo ser siempre inferior a 37’5º C.

La alimentación debe ser sana, variada y rica en proteínas (carnes, pescados, leche...), frutas y verduras, prescindiendo de comidas picantes, especias y vinagres, y de grasas animales (tocino, embutidos...).

A veces es necesario complementar la dieta con algún complejo vitamínico, hierro o ácido fólico, lo cual es especialmente importante cuando se da el pecho.


Cuidados del periné

En caso de parto vaginal. Si el parto ha sido vaginal y se ha realizado una episiotomía, en los primeros días se notan molestias en la zona perineal que irán desapareciendo paulatinamente. Puede utilizarse una bolsa agua fría o de hielo. En ocasiones será preciso algún analgésico. Los puntos se caen solos. No obstante, hay que tener presente:

Deben lavarse dos veces al día con agua templada y algún jabón específico.

No hay problema para ducharse todos los días.

Después del lavado han de secarse cuidadosamente con gasas.

Aplicar un poco de antiséptico (Mercromina o Cristalmina) y después una compresa normal (evidentemente en estas circunstancias nunca deben usarse tampones vaginales).

Se pueden utilizar óvulos vaginales cicatrizantes, para acelerar la curación de la herida.

A veces alivia utilizar el secador con aire frío o bien aplicar hielo, de forma intermitente (poner una botella pequeña de plástico en el congelador y envolver en un paño o toalla).

Hay que procurar mantener la menor humedad posible.


En caso de parto mediante cesárea. No existe problema para ducharse todos los días, pero inmediatamente hay que retirar el apósito de la herida, limpiarla suavemente con Mercromina o Cristalmina y colocar un nuevo apósito de modo que siempre esté seca.



Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.