• Revista VOS

¡Cuidado con el volumen!

Por: Dra. Silvia Bonilla Berríos Master en Audiología Clínica Auditiva Audinsa

Se estima que una persona promedio escucha entre 4 y hasta 6 horas diarias de música, eso es casi la duración de una jornada laboral


La pérdida auditiva puede ser causada por diferentes factores, uno de ellos puede ser la exposición a sonidos de intensidades elevadas, como la música.


La música forma parte de nuestras actividades recreativas y a veces, hasta de nuestras actividades laborales; hoy en día es muy común ver a las personas haciendo ejercicios, caminando, en el bus y en reuniones familiares o de amigos, escuchando música, ya sea con audífonos o por medio de parlantes. Se estima que una persona promedio escucha entre 4 y hasta 6 horas diarias de música, eso es casi la duración de una jornada laboral.


Se habla mucho de la diferencia entre escuchar música por medio de parlantes, audífonos de pastilla o los auriculares que cubren toda la oreja; básicamente la diferencia no radica en el tipo de audífonos o parlantes que se utilicen, la diferencia radica en el volumen y la cantidad de horas que escuche la música, lo recomendable es escuchar al 60% del volumen durante un máximo de 60 minutos seguidos.


En diferentes investigaciones realizadas a nivel mundial, se ha estudiado el comportamiento auditivo de personas que se dedican, profesionalmente a la música.


Además de pérdida auditiva, los músicos pueden sufrir diferentes trastornos auditivos como tinnitus (ruidos en los oídos) e hiperacusia (hipersensibilidad a sonidos que personas con audición normal toleran sin problemas).


En un estudio reciente realizado en Finlandia, se estableció que el 15% de los músicos sufrían de tinnitus permanente y un 43% de los músicos que tocan música clásica padecían de hiperacusia.


Los músicos profesionales dedican entre 8 y 10 horas diarias a tocar un instrumento, lo que se podría considerar un ambiente ruidoso si tomamos en cuenta que un bajo genera aproximadamente 83 dB y las flautas y los instrumentos de percusión generan 95 dB, esto supera significativamente los 85 dB de volumen límite recomendado de exposición a ruido en un ambiente laboral establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Músicos reconocidos como Phil Collins, Sting y Neil Young han hecho público que padecen de dificultades auditivas por la sobreexposición a niveles altos de sonido a lo largo de su carrera.


MÚSICOS Y PROTECCIÓN AUDITIVA


Para toda persona expuesta a niveles superiores a 85 dB durante una jornada laboral de 8 horas o más, se recomienda el uso de protección auditiva, para evitar los efectos que la exposición pudiera tener en la audición.


Sin embargo, son muy pocos los músicos que utilizan protección auditiva, algunas razones para no utilizar la protección auditiva son: que encuentran la protección incómoda y difícil de colocar, no escuchan bien a sus compañeros cuando tocan los instrumentos.


Aunque existen protectores para músicos, no existe una cultura dentro de estos profesionales a cuidar su audición y muy pocos son conscientes de que los niveles de volumen a los que se exponen pueden causar un daño irreversible en el órgano que les ayuda a ser músicos.


Si usted es músico o le gusta frecuentar conciertos con cierta frecuencia le recomendamos:


1. Utilizar protección auditiva especial con un filtro de reducción activo, que permita el paso de los sonidos del lenguaje y sonidos por debajo de 65 dB.


2. Descansar una hora por cada hora de práctica o exposición a sonidos intensos.

3. Realizar una valoración auditiva por lo menos una vez al año.


4. Utilizar limitadores de salida para fijar el máximo del volumen que pueden escuchar con audífonos.


5. Aplicar la regla 60-60. Escuchar durante 60 minutos seguidos a un volumen no superior al 60% de volumen máximo del dispositivo.

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.