• Revista VOS

DIFERENCIAS DEL CEREBRO DE UN MÚSICO



La música se considera como una de las cosas que más causan placer en un ser humano, esto se debe a que estabiliza las emociones y libera dopamina, esto tiene el mismo efecto en el cerebro que cuando una persona come, tiene sexo o ingiere algún tipo de droga.


¿Qué es la dopamina?

Es un neurotransmisor; es decir, transmite información de una neurona a otra. La dopamina está implicada en la motivación, el placer y el deseo. Se encuentra ligada en conductas como el sueño, la alimentación, el sexo, el aprendizaje, el estado de ánimo y diferentes conductas motoras.

La dopamina ayuda a regular la duración de la información en el cerebro, también permite que se active el hipocampo cuando se realiza una actividad que cause satisfacción y retenga la información. Si la información no nos gusta, el hipocampo no se activará sino que el recuerdo no se almacenará.


¿Cómo procesan la música los músicos?

La música es procesada por los dos hemisferios (derecho e izquierdo). El hemisferio derecho se encarga de recibir el estímulo musical, mientras que el izquierdo interpreta y controla la ejecución. Diferentes estudios han demostrado que los intérpretes de canciones populares que se caracterizan por ser muy pasionales como el flamenco, tienen la capacidad de ser mucho más efectivos que músicos escolarizados. Esto ocurre porque utilizan mucho más el hemisferio derecho, al contrario que muchos músicos escolarizados que utilizan más componentes analíticos; es decir, participa más el hemisferio izquierdo.


¿Cuál es la diferencia del cerebro de un músico?

Diferentes estudios han demostrado que el cerebro de los músicos cuenta con más materia gris que el de una persona que no canta o toca un instrumento, esto se debe a que contienen neuronas interconectadas que recubren la corteza cerebral. En ese lugar es donde se pone en marcha la imaginación, decisión, percepción y pensamiento.


Se ha descubierto que existe una relación entre la edad en que los músicos empezaron a estudiar y el tamaño de los mapas neuronales, esto demuestra que cuando un joven comienza a estudiar música se desarrolla la región cerebral que se encarga de registrar los estímulos acústicos. Se nota una gran diferencia entre los músicos que empiezan sus estudios antes de los 9 años de edad.


Durante una improvisación, disminuye la actividad de la corteza prefrontal del cerebro, este lugar se relaciona con las acciones de autocensura y planificadas. La zona prefrontal medial del cerebro también se activa durante una improvisación, este lugar se encuentra relacionado con la subjetividad, personalidad y consciencia de la persona.




Por: Yennifer Cabezas C. / prensa@representacionesag.org

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.