EL ESTRÉS Y LA DEPRESIÓN AFECTAN LA SUPERVIVENCIA DE PACIENTES DE CÁNCER



Por: Emily Oviedo M.

prensa@representacionesag.org


La mayoría de las personas diagnosticadas de cáncer sufren un shock emocional al recibir el diagnóstico; nadie está preparado para recibir esta noticia, necesitamos tiempo para asimilar lo que está pasando.


Algunas personas se ponen muy nerviosas, agitadas, irascibles, otras se sienten tremendamente tristes, o se encierran en sí mismas, el enfermo puede experimentar, entre otros sentimientos, tristeza, cólera, miedo, confusión y desesperanza.


Tras el diagnóstico, las personas sentimos miedo, a sufrir, al futuro y rabia; no es raro que las personas se pregunten si se van a morir, por qué le ha ocurrido a ellos o por qué la vida les ha tratado así.


La depresión afecta a una proporción del 15-25% de los pacientes con cáncer.


El tipo de depresión más común en los pacientes con cáncer es la llamada depresión reactiva, la cual se caracteriza por los cambios de humor continuos y la incapacidad para participar en actividades normales. Los síntomas duran más tiempo y son más pronunciados que los de una reacción normal y esperada, pero no cumplen los requisitos para considerarse que indican una depresión mayor. Cuando estos síntomas interfieren de manera importante con las actividades diarias de la persona, como el trabajo, los estudios, las compras o el cuidado del hogar, se les debe tratar igual que a los de la depresión mayor.


Los antidepresivos no ofrecen ningún peligro para los pacientes con cáncer y suelen ser eficaces como tratamiento para la depresión y sus síntomas. Desgraciadamente, no se suele prescribir muy a menudo estos medicamentos a las personas con cáncer.


Alrededor del 25% de los pacientes con cáncer padecen de depresión, pero sólo el 2% aproximadamente reciben medicamentos para tratarla. El que se les recete antidepresivos o no, dependerá de sus síntomas, de los efectos secundarios potenciales del antidepresivo, y de los problemas médicos individuales de cada persona y su respuesta previa a fármacos antidepresivos.


El reto de la atención integral ha dado lugar al nacimiento de una nueva disciplina, llamada psico-oncología, donde los profesionales de la psiquiatría, la psicología y trabajo social se relacionan para brindar atención psicosocial a los pacientes con cáncer y sus familias.

Es de fundamental importancia que el paciente con cáncer sea atendido por un equipo multidisciplinario, ya que muchas veces la depresión suele ser subdiagnosticada y subtratada. De este modo seguramente se mejorará el abordaje terapéutico brindado a los pacientes que padecen la comorbilidad Depresión-Cáncer, una mejor Calidad de Vida. La consulta al psiquiatra muchas veces tiene una participación clave en los programas de atención oncológica y paliativa. El tratamiento de los pacientes con cáncer que presentan trastornos depresivos se convierte en la piedra angular de la atención.

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.