El lenguaje nunca es INOCENTE




Son tiempos difíciles, para todos, sin duda alguna. Estamos viviendo una situación mundial nunca vista para la que no estábamos preparados ni como sociedad ni como individuos. Es una realidad, pero lo que tal vez no hayamos observado es que con nuestro lenguaje podemos agravarla todavía más hasta el punto de que nos sintamos impotentes para resolver nada.

Si durante el día te das cuenta de que utilizas a menudo palabras como: inseguro, deprimido, obsesionado, difícil, crítico, imposible, etc. inconscientemente estás poniendo una etiqueta negativa a todas tus experiencias, hasta el punto de llegar a considerar desastrosa e imposible de solucionar una situación que es problemática, cierto, pero que puede tener soluciones.

El lenguaje nunca es inocente. Y de la misma manera que dicen que somos lo que comemos, también somos lo que expresamos y pensamos de nosotros mismos y de nuestro entorno.

Analiza tu manera de expresarte, tanto en tu diálogo interno como con los demás y observa cómo limitas o amplias las alternativas posibles ante una situación determinada.

Con una sola palabra puedes cambiar la bioquímica de tu cerebro , estás te hacen avanzar o retroceder por eso es importante lo que te digas a ti mismo.

Si te dices soy un idiota, ¿Cómo te sientes? Mientras si te dices esto es temporal, esto va a pasar, puedo ver oportunidades en este momento, puedo disfrutar de este momento pasando con mi familia,te sentirías mucho mejor.

Así que cuida las palabras que te dices y avanzaras al éxito !!

Saludos

Coach Sara Gómez

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo