¡En tierra de gigantes!

Actualizado: 18 de abr de 2018



Hay una cierta concordancia en la edad en que la mayoría de los niños entran a la pubertad. En las niñas, puede ser tan temprano como a los 8 años o tan tarde como a los 13; en promedio, la mayoría inicia el desarrollo de los pechos a los 10, el estirón de la adolescencia ocurre en los siguientes 2 a 3 años y culmina su crecimiento con el inicio de la menstruación.

En los varones, usualmente la adolescencia inicia tan temprano como a los 9 años y tan tarde como a los 14. Los cambios propios de la adolescencia ocurren antes del estirón, que se da en promedio a los 14 años.

Retrasos

Cuando un niño se retrasa en iniciar los cambios propios de la adolescencia, usualmente le genera un stress psicosocial muy importante, ya que se da una brecha muy significativa de estatura y apariencia física con sus semejantes. Es angustiante para el chico y sus padres observar una abismal diferencia en estatura con respecto a sus amigos y a veces son objetos de comentarios maliciosos o burlas.

Causa

La causa más frecuente de esta discordancia en estatura y grado de desarrollo puberal en los adolescentes es el Retraso Constitucional de Crecimiento y Desarrollo, una entidad benigna, pero no por eso, menos importante de diagnosticar y tratar. Esta ocurre en el 3% de los adolescentes.

El Retraso Constitucional de Crecimiento se define como la ausencia de desarrollo mamario en niñas a la edad de 13 años o la ausencia de periodo menstrual a los 16; y en niños la ausencia de crecimiento testicular a la edad de 14 años.

Esta entidad usualmente se presenta como un rasgo de familia, con historia clara de desarrollo tardío en padres, tíos o abuelos.

En el 90% de los casos ocurre en niños totalmente sanos que simplemente tienen un ritmo más lento de desarrollo que el promedio. Y típicamente estos niños tienen una estatura significativamente menor a la de sus semejantes, con rasgos físicos infantiles a edades donde típicamente sus compañeros ya experimentaron el estirón y cambios corporales.

Factores que influyen

Hay muchos factores que afectan positiva y negativamente el crecimiento en los adolescentes que deben evaluarse, como la talla de los padres, si el niño padece enfermedades crónicas o debilitantes o si necesita medicamentos de uso crónico que afecten el crecimiento. Algunas otras causas frecuentes de retraso puberal que deben considerar son la desnutrición (carencial o anorexia nervosa), ejercicio físico excesivo y stress.

Diagnóstico

El diagnostico debe ser guiado por un Endocrinólogo Pediatra que gracias a una historia clínica y examen físico minucioso podrá determinar la causa más probable. A veces es necesario realizar exámenes complementarios.


Por: Dra. Julieta Solis Chacón Especialista en Endocrinología Pediátrica

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.