ENDOSCOPÍA COMO PARTE DE LA MEDICINA PREVENTIVA


La medicina preventiva es una rama de la medicina que se encarga de la prevención del desarrollo de enfermedades o de situaciones en las que la salud se puede poner en peligro, basada en un conjunto de acciones y consejos médicos. Con base a ello, la realización de la endoscopía digestiva, podría ser una herramienta de suma importancia en la medicina preventiva.


¿QUÉ ES LA ENDOSCOPÍA DIGESTIVA?

Es un procedimiento por el cual, un tubo flexible con una cámara en su punta se introduce para observar directamente el contorno y la condición de la mucosa (capa más superficial) del aparato digestivo. Es muy útil para la detección de enfermedades y condiciones anormales del tracto digestivo. Sin embargo, lamentablemente muchas personas, por determinadas razones nunca se han realizado una endoscopía o que tienen muchos años de no realizársela.

Una probable razón es que hay muchos miedos y mitos acerca de la endoscopía.


¿CUÁLES SON LAS RAZONES MÁS FRECUENTES POR LA CUAL LAS PERSONAS NO SE REALIZAN PROCEDIMIENTOS ENDOSCÓPICOS?

Razón 1: “No voy porque yo siempre he sido sano, no tengo ningún síntoma…”

La endoscopía se utiliza para valorar el estado de la mucosa, detectar gastritis, reflujo, úlceras, divertículos, etc. Si una persona no tiene ningún síntoma, muy probablemente no tenga ninguno de los problemas digestivos mencionados anteriormente. Pero ello no disminuye el riesgo de tener lesiones insensibles, como lo son los pólipos (crecimientos anormales de tejido que pueden ser precancerosos) y el cáncer en sí. El no tener síntomas no asegura la ausencia de enfermedad digestiva.

Razón 2: “No voy porque esto que me duele es cáncer…”

Lo primero que piensan las personas al acudir a un centro de endoscopía es en la palabra “cáncer”. En realidad, un cáncer no es tan frecuente, y no se forma de la noche a la mañana, es un proceso que dura años en desarrollarse. Lo que se busca con la endoscopía preventiva es detectar lesiones sospechosas de malignidad, lesiones precancerosas además del cáncer para ojalá tratarlo a tiempo y acabar con este mal.

Razón 3: “No voy porque me dijeron que es muy incómodo y doloroso”

Hay muchas formas de realizar una endoscopía. Para evitar la incomodidad del paciente, puede utilizarse una mezcla de medicamentos logrando un efecto de sedación y analgesia. Posterior al procedimiento, la gran mayoría de los pacientes experimentan una sensación agradable y sin recuerdo del procedimiento.

IMPORTANCIA DE LA ENDOSCOPÍA DIGESTIVA


  1. A diferencia de otros procedimientos, hay una visualización directa de la mucosa del tracto digestivo.

  2. Se puede detectar enfermedades digestivas orgánicas.

  3. Se puede obtener muestra de tejido (biopsia) para estudio patológico.

  4. Se puede dar terapia en el momento de la endoscopía.

  5. Un chequeo endoscópico periódico podría detectar lesiones malignas en etapas tempranas.

A TOMAR EN CUENTA

Se recomienda a las personas a realizarse las primeras gastroscopía y colonoscopía a los 40 años, y cada 4 años. Sin embargo, personas que tienen antecedentes heredofamiliares de cánceres de estómago, de colon, de mama o de ovario, lo más indicado es realizárselas a más temprana edad.

¿CÓMO SE PODRÍA PREVENIR UN CÁNCER DIGESTIVO?

Evitar la herencia familiar es imposible, sin embargo, la ingesta de frutas y vegetales así como evitar el tabaco, el licor y el estreñimiento son consejos útiles para prevenirlo.

Y como el cáncer digestivo usualmente inicia sin síntomas, un chequeo endoscópico periódico sería de suma importancia para la práctica de la medicina preventiva.


Por: Dr. Sergio Con

Especialista en Cirugía Gastroenterológica

Centro Digestivo Drs. Con-Mediplaza

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.