• Revista VOS

Escucho pero no entiendo

Dra. Silvia Bonilla Berríos

Máster en Audiología

Clínica Auditiva Audinsa

Teléfono: 4000-1126

Facebook: @Audinsa

Ubicación: Heredia - San José - Escazú


La pérdida de audición, con el avance de los años, forma parte del proceso natural de envejecer. Este tipo de pérdida auditiva es progresiva y generalmente cuando se detecta ya está en un estado avanzado. El deterioro progresivo se presenta en las células del oído, que con el paso del tiempo, se van muriendo, haciendo que los sonidos sean cada vez más difíciles de percibir. Esta pérdida evoluciona a partir de los 30 o 40 años.

Cada persona es diferente y existen casos en los que este tipo de dificultad auditiva se puede presentar antes que en otros. Al alcanzar los 55 años, la pérdida de audición afecta cada vez a más personas, pero no es hasta los 60 ó 70 años que las dificultades en la percepción y discriminación auditiva se hacen evidentes.


Este tipo de pérdida auditiva se conoce como presbiacusia y es uno de los padecimientos más comunes hoy en día y se presenta en personas mayores de 65 años; sin embargo, según estudios realizados en Australia, sólo 3 de cada 1.000 consultas al médico de cabecera de pacientes mayores de 55 años están relacionados con la pérdida de audición por envejecimiento.


En la presbiacusia, los sonidos donde se presenta mayor dificultad para escuchar son los sonidos de frecuencias agudas, por ejemplo, los pájaros, el timbre de un teléfono y las consonantes en las palabras. Es por esta razón que a una persona con presbiacusia se le hace difícil entender lo que le dicen y es común que digan “Escucho pero no entiendo”.


SÍNTOMAS


1. Dificultad para entender a las mujeres.


2. Dificultad para entender a los niños.


3. Dificultad para entender las palabras en ambientes ruidosos.


CAUSAS

La pérdida auditiva por edad se puede presentar prematuramente por factores que predisponen al envejecimiento de las células, dentro de estas causas se pueden mencionar:

- Exposición a ruidos fuertes.

- Herencia familiar de pérdida auditiva.


- Factores medioambientales.


- Fumado.


TRATAMIENTO

No existe tratamiento médico, ni quirúrgico para revertir la presbiacusia, pero sí existe la rehabilitación auditiva por medio de audífonos (también conocidos como prótesis auditivas). Los audífonos son dispositivos personalizados que amplifican los sonidos de acuerdo a la necesidad de la persona, poseen sistemas de reducción de ruido ambiental y protegen la audición residual del usuario.


También existen amplificadores para los teléfonos y sistemas de comunicación inalámbrica (FM), que ayudan a escuchar en ambientes ruidosos y mejorar la percepción cuando se ve televisión. Todas estas ayudas auditivas se encuentran disponibles para mejorar la calidad de vida de las personas que no oyen bien.


Siempre es recomendable utilizar audífonos cuando la pérdida auditiva afecta la zona del lenguaje y dar inicio a la rehabilitación auditiva cuanto antes es fundamental para alcanzar una mejor comunicación.


La simple adaptación de los audífonos no representa la totalidad de la rehabilitación, existen factores a tomar en cuenta para obtener los resultados deseados, como por ejemplo:

• La edad del paciente. • El tiempo que tiene con pérdida auditiva.

• Si ha usado o no audífono antes. • Tiene alguna enfermedad degenerativa, como el Alzheimer. • Vive solo o tiene algún familiar o amigo cerca para que le ayude con el manejo del audífono.

• Si la pérdida auditiva es en ambos oídos, el uso de audífonos deberá de ser en ambos lados.

• En casos aislados, el uso de audífonos no será suficiente para lograr una rehabilitación auditiva satisfactoria y es ahí cuando se deben considerar otras ayudas auditivas como los sistemas de comunicación inalámbrica (FM).

Debe consultar al audiólogo si:

1. Siente que escucha mejor de un oído que de otro.


2. Escucha ruidos o pitos en los oídos.


3. Escucha pero no entiende lo que le dicen.


4. Tiene más de 65 años.


5. Es diabético.


6. Si ya es usuario de audífonos.


7. Es hipertenso.


8. Ha estado en tratamiento médico con anticancerígenos.


9. Ha tenido tratamiento por deficiencia renal.


Recuerde que la rehabilitación auditiva debe realizarse por un profesional en Audiología. Si considera que usted o algún familiar presenta dificultades en la audición y podría necesitar audífono, le invitamos a consultar con nuestros especialistas en Clínica Auditiva Audinsa.

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.