Esta es la dieta que necesitas para un buen bronceado


Por: Emily Oviedo M. / prensa@representacionesag.org


El verano es una época propicia para tomar el sol. Nos da un bonito color que nos favorece y estimula la síntesis de vitamina D. Pero también nos causa efectos indeseables. Una protección solar y una nutrición adecuada serán nuestros aliados para obtener del sol todos sus beneficios.


Todos conocemos por ello la necesidad de exponernos al sol con moderación usando la protección adecuada. Lo que muchos desconocemos es que existen diferentes nutrientes que ayudan a nuestra piel a salir airosa de una prudente exposición al sol, y a obtener de él todos sus beneficios y un bonito bronceado.


La naturaleza nos proporciona alimentos que poseen sustancias que favorecen la salud de la piel y tienen efectos protectores frente a las radiaciones solares. Estos alimentos son los que contienen fundamentalmente beta-carotenos, vitaminas E, C, B, minerales como el azufre, selenio, cobre, cinc y manganeso y los ácidos grasos omega-3.

El agua es primordial para nuestra vida y nuestra salud, la hidratación es fundamental para el estado de nuestra piel, y no sólo es necesaria la que aportan las cremas, sino fundamentalmente la que procede de una nutrición adecuada.


En verano nuestro cuerpo pierde más agua con la mayor sudoración. Por ello es necesario beber un mínimo de dos litros de agua al día, aunque no se sienta sed. Esta medida es especialmente importante en niños y ancianos.

Lo ideal es beber agua tal cual, bien agua corriente procedente del grifo o aguas embotelladas. Una opción para combinar con la ingesta de agua es el consumo de zumos naturales o, en su defecto, de zumos embotellados, las infusiones y los refrescos con y sin gas son otra alternativa.


El consumo de caldos vegetales es una manera nutritiva y ligera de aportar agua a nuestro organismo y sales minerales que ayudan a retenerla.

Los betacarotenos son las sustancias precursoras de la vitamina A. Proceden de los alimentos de origen vegetal y aceleran el bronceado, ya que favorecen la producción de melanina en las células de la piel llamadas melanocitos, la cual actúa como pantalla protectora de la piel y le da el color dorado. Por otro lado, la vitamina A mantiene el buen estado de piel y mucosas, y la protege contra los daños causados por la radiación solar y el envejecimiento, neutralizando los radicales libres gracias a su acción antioxidante.


Los betacarotenos abundan en las frutas y vegetales de color amarillo-naranja como la zanahoria, el melocotón, el mango, el albaricoque, el melón y el tomate.


Omega 3

Los ácidos grasos omega-3 protegen la piel de la deshidratación, evitando la pérdida excesiva de agua. Además, actúan como agentes antiinflamatorios aliviando lesiones cutáneas (dermatitis atópica, eczemas, psoriasis). Estos se encuentran en los pescados grasos o azules como el arenque, el atún, la caballa, el salmón, las sardinas, las anchoas. También en las nueces, la soja, la colza, el germen de trigo.

La leche humana contiene más cantidad de ácidos grasos omega-3 que la leche de otras especies y es esencial para el desarrollo del sistema nervioso y la retina. La leche de vaca enriquecida con ácidos grasos omega-3 supone un excelente aporte de estos ácidos grasos insaturados.




Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.