Juguetes Sexuales ¿Cómo evitar que se conviertan en un problema?

Actualizado: 18 de abr de 2018


Con la liberación sexual, el acceso a la información en Internet y la proliferación de las llamadas “Sex Shop”, cada día se vuelve más frecuente el uso de juguetes sexuales.

Intentaremos dejar de lado los tabúes y enfocar desde un punto de vista medico, la función de estos aparatos.

Desde hace más de 10 años, en el 2004, se realizaron en Estados Unidos, estudios enfocados a determinar cual era el porcentaje real de mujeres que utilizaban este tipo de dispositivos, 44 % de las mujeres reportaron haber usado (o estar usando regularmente) algún tipo de juguete sexual, siendo el más frecuente el vibrador. No podemos pretender que esta estadística se pueda trasladar a nuestro medio, ya que nuestros patrones culturales son algo diferentes, pero si es claro que hay un número importante y creciente de usuarias.


Cuidados

Es importante hablar en forma clara de los cuidados que se debe tener para evitar que una actividad sexual pueda llevar una infección u otro problema de salud.

Cuando se compra uno de estos artefactos lo primero y más importante es saber de qué material está hecho y si cuenta o no con un motor, esto, porque de estos dos aspectos va a depender la forma adecuada de limpiarlo y prevenir asi la proloferación de hongos y/o bacterias. Además se debe revisar el manual que contiene para ver si existe alguna recomendación del fabricante en cuanto a su manejo y cuido.

Si tiene motor, no se debe sumergir en agua, eso es definitivo. Aquellos hechos de vidrio, silicon o metal deben limpiarse con una toalla humeda y un jabon suave.

Si son de estos mismos materiales y no tienen motor, podemos ser más liberales, se recomienda sumergirlos en agua hirviendo por 8-10 minutos.

Aquellos fabricados de plástico duro o de hule presentan el problema de que estos son materiales porosos que funcionan como una “esponja”, almacenando, en estas microcavidades, organismos patógenos que pueden producir infecciones serias o incluso transmitir ETS. Para estos se recomienda un lavado lo más profundo posible con jabón y agua tibia, pero aun así no se logra eliminar a todo el ejercito de gérmenes que pueden albergar, por lo que se recomienda cubrirlos siempre con un condón siempre antes de usarlos.


Todos y cada uno de los tipos, una vez que se lavan siguiendo las técnicas descritas, se deben secar completamente. Cualquier rastro de humedad servirá como medio de cultivo y terminará produciendo alguna infección de mayor o menor gravedad.

El uso de juguetes sexuales se está volviendo más y más frecuente (actualmente se venden hasta en las cajas de los supermercados) es parte de nuestra responsabilidad como médicos, brindarles información seria y concisa a nuestras pacientes para evitar problemas de salud a futuro.


Por: Dr. Luis Diego Carazo

Ginecólogo y Obstetra

Ubicación 1: CLÍNICA CATÓLICA: San Antonio de Guadalupe, Goicoechea, Costa Rica, frente a los Tribunales de Justicia.

2246-3394

Ubicación 2: CLÍNICA MURANO: 50 norte de la entrada principal del Hospital de Heredia.

Tel: 4080-2636

Tel emergencias: 8326-1736

Facebook: https://www.facebook.com/luisdiego.carazofernandez

Página web: www.drluisdiegocarazo.com

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.