La teoría de los cinco elementos y la alimentación curativa

Por: Lic. Susana Valverde


Teléfono: 2296-3019

Facebook: acupuntura.hu


Es posible apreciar como pequeños cambios en la alimentación pueden mejorar la energía de los cinco movimientos en nuestro cuerpo y así prevenir o curar muchos padecimientos

La teoría de los cinco elementos forma parte de la Medicina Tradicional China, la cual data desde hace 2,500 años; dicha filosofía brinda una perspectiva acerca de distintos acontecimientos, tales como los fenómenos naturales y el funcionamiento del cuerpo humano mediante la interrelación de estos cinco componentes: Fuego, Tierra, Metal, Agua y Madera.


¿Cómo influyen los elementos en nuestro cuerpo?

Los cinco elementos o movimientos son una forma de energía que regula nuestro cuerpo de distintas formas, a su vez se relacionan con órganos vitales de la siguiente forma: el fuego corresponde al corazón, la tierra al bazo, el metal a los pulmones, agua con los riñones y la madera con el hígado.


Cada elemento tiene sus propias características que influyen e interaccionan con los demás, manteniendo así el equilibrio del cuerpo; o por el contrario si las energías se han descompensado aparecen síntomas o malestares.


Los rasgos de cada movimiento son muy variados, pueden ser climáticos, emocionales, colores y sabores de los alimentos, entre otros. Dichas particularidades pueden dar indicios para el diagnóstico y tratamiento de la persona, a continuación, se sintetizan los más relevantes:


El intercambio de energía entre los movimientos puede darse de dos formas, la primera es la generación, en la cual un elemento fortalece a otro, y por otra parte la dominancia, por medio de la cual uno de los movimientos controla o debilita a otro elemento.

Algunos ejemplos son:



Con base a estas características pueden realizarse modificaciones en la dieta para mejorar la salud; por ejemplo, en la enfermedad renal que corresponde al elemento Agua quien lo domina es Tierra, se recomienda eliminar de la dieta los alimentos dulces.


En enfermedades hepáticas para fortalecer el hígado se aumentará el consumo de verdes y ácidos como el limón, las hojas verdes, aceite de oliva y sidra de manzana.


Es posible apreciar como pequeños cambios en la alimentación pueden mejorar la energía de los cinco movimientos en nuestro cuerpo y así prevenir o curar muchos padecimientos, siempre teniendo en cuenta la importancia de acudir a un profesional capacitado en la materia para tener mejores resultados.



Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.