• Revista VOS

Las reglas de oro para un cabello saludable

Puedes hacer que tu cabello se vea saludable en menos tiempo del que te imaginas, estilizándolo y teniendo buenos hábitos de limpieza, evitando tratamientos agresivos, como también comiendo saludablemente


Por: Emily Oviedo M./ prensa@representacionesag.org

Mantener el cabello sano no siempre resulta fácil. El uso constante de elementos de calor, los químicos de los tintes y la exposición prolongada a los rayos UV del sol son factores que pueden dañar las fibras capilares. Si tu cabello está opaco, deshilachado o dañado por el uso de tintes y químicos, puedes empezar a mejorarlo inmediatamente. Puedes hacer que tu cabello se vea saludable en menos tiempo del que te imaginas, estilizándolo y teniendo buenos hábitos de limpieza, evitando tratamientos agresivos, como también comiendo saludablemente.


Masajea el cuero cabelludo

El cabello sano emerge de las raíces. Por ello es aquí donde debes focalizarte. Un suave masaje en el cuero cabelludo estimula su crecimiento. “Suave” es la palabra clave. Un masaje demasiado fuerte puede estimular la producción de sebo y dejar tu cuero cabelludo graso.


Cambia tu rutina de lavado

¿Lavas tu cabello diariamente? Esto puede resecarlo, ya que al hacerlo eliminas el aceite que tu cuero cabelludo produce para mantener tu cabello brillante y saludable. El lavado diario del cabello también puede hacer que el cabello se ponga graso, ya que eliminar el aceite estimula que las glándulas sebáceas produzcan más. En su lugar, prueba esta rutina:

1. Lava tu cabello solo 3 o 4 veces por semana. Darle un descanso a tu cabello entre cada día de lavado restablecerá su balance. Es posible que esté un poco grasoso la primera semana, pero pronto tu cabello se verá más saludable y brillante que nunca.

2. Lava tu cabello con agua fría. Lavarlo con agua caliente maltrata tu cabello y puede provocar puntas abiertas o que se encrespe. Lavarlo con agua fría ayuda a mantener relajado el tallo del pelo, lo cual hace que tu cabello esté brillante y flexible.

3. Usa aparatos térmicos para estilizar con moderación.

4. Guarda tu secadora de pelo, plancha de alaciado, plancha rizadora o rodillos calientes, a menos que tengas una ocasión especial para usarlos. Aplicar calor a tu cabello puede dañarlo, así que es mejor dejar que el cabello se seque solo con el aire.

5. Si alguna vez necesitas usar la secadora de pelo, úsala en modo frío.

6. Cuando uses aparatos térmicos para estilizar, asegúrate de poner suero en tu cabello con anterioridad.



Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.