Lo que no sabías del injerto de grasa


La grasa corporal es un excelente material de relleno para los tejidos blandos. La inyección de grasa (también llamada injerto de grasa autóloga), consiste en transferir grasa de una parte del cuerpo a otra parte del cuerpo. En la cara se utiliza para disminuir las líneas de expresión, pliegues naso-labiales, (líneas de la sonrisa), aumentar los labios y dar una mejor definición a áreas como las mejillas y el mentón. También, se puede utilizar para rellenar cicatrices deprimidas o hundidas, en cualquier área del cuerpo. En ocasiones, utilizamos la grasa para aumentar o rellenar los glúteos. La inyección de grasa no es permanente, y es muy probable que requiera reinyectarse en el futuro.


La zona donante (por ejemplo, abdomen, glúteos, o muslos), y el lugar de tratamiento, son inyectados con anestesia local. Se inyecta una solución especial dentro de la zona donante para facilitar la recolección de la grasa. Las células de grasa se extraen a través de una pequeña aguja con una jeringa. La grasa es luego procesada para eliminar el exceso de fluidos, y reinyectada con otra aguja en el área deseada.

Generalmente, se rellena un poco más de lo necesario, debido a la absorción de la grasa durante las primeras semanas después del tratamiento. La grasa, también, puede tomarse durante un procedimiento de lipoplastía (liposucción), en alguna área del cuerpo, y luego se reinyecta en otra zona.


Por: Dr. Jorge Badilla

Cirujano Plástico

Ubicación: Hospital La Católica Guadalupe.

Teléfonos : (506) 2246-3458 / (506) 2246-3459 / (506) 2246-3462 Movil : (506) 8326-4919

Email: info@doctorBadilla.com

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.