• Revista VOS

LOS NIÑOS TAMBIÉN SE ESTRESAN

Por: Ericka Campos V./ prensa@representacionesag.org

Actualmente, el estrés infantil suele verse como un tema de menor importancia ya que existe la idea de que los niños no sufren de este padecimiento porque tienen una vida con menos preocupaciones y responsabilidades.


Esto no es cierto, los niños, al igual que los adultos, pueden tener episodios de estrés. La infancia es una etapa de la vida que está llena de cambios que pueden desencadenarlo. ¿Cuáles son las principales causas?


Causas

Las causas del estrés en general consisten en situaciones donde las personas no cuentan con los recursos o habilidades necesarias para sobrellevarlo. A continuación, se destacan algunas de ellas:

• Situaciones familiares, por ejemplo, la llegada de un hermanito, el fallecimiento de un familiar cercano o el proceso de un divorcio.

• Otra causa es la salud, ya sea personal o algún familiar.

• El ámbito escolar, la adaptación a nuevos retos de aprendizaje.

• Y por último se puede destacar el factor de la personalidad y su capacidad de adaptación al mundo que los rodea.


Síntomas

Cuando el estrés se prolonga pueden notarse algunos cambios en el niño, tanto físicos como psicológico, algunos de esos son:

• Alteraciones del sueño.

• Problemas digestivos.

• Pérdida o aumento del apetito.

• Llorar sin ningún motivo.

• Ansiedad.

• Irritabilidad.

• Indiferencia.

• Bajo rendimiento escolar.

• Dolor de cabeza.

• Dolores de estómago.


¿Cómo ayudarle al niño a sobrellevar el estrés?

Las recomendaciones para reducir el estrés son similares a las de un adulto. Una de las posibles soluciones es trabajar con técnicas de relajación donde ayuden a reducir los niveles de estrés. Otra ayuda posible es reducir la cantidad de tareas y responsabilidades.


Se puede tomar en consideración actividades extracurriculares como realizar algún deporte, es una buena manera de poder despejar la mente, minimizar el estrés y sus síntomas. Conversar y dedicarle tiempo es esencial para sobrellevar el estrés. Es importante también que el padre le ayude a expresar sus emociones y afrontar la situación para enfrentamientos futuros.


¿Cómo evitar situaciones de estrés?

En este punto es primordial el papel del padre, los niños los siguen como principal modelo de aprendizaje. Una buena comunicación entre ambos lograra crear un ambiente donde el niño pueda expresar lo que piensa y lo que le sucede en el momento.


En situaciones de estrés o de problemas, es importante que el adulto muestre la capacidad de mantener la calma ante el problema, que sea paciente y sepa manejar los momentos de estrés para que su hijo aprenda y entienda como llevar estos episodios. Es también fundamental mostrarse optimista y realista ante los escenarios de estrés diarios.


Finalmente, es importante ir delegando tareas y responsabilidades, a los niños en casa, de manera gradual a sus capacidades para irlos adaptando y que puedan resistir las situaciones de estrés de mejor forma en un futuro.



Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.