• Revista VOS

ME DUELE MUCHO EL PIE ¿QUÉ PODRÁ SER?


En la planta del pie hay una gruesa franja de tejido conjuntivo denominada fascia plantar. Es un tendón que conecta el hueso del talón (el calcáneo) con la parte anterior del pie.


Cuando la fascia plantar se irrita y se vuelve dolorosa debido al uso excesivo, esta afección se conoce como fascitis plantar. La fascitis plantar a veces puede confundirse con el espolón calcáneo, que es una lesión diferente que cursa con síntomas similares.


¿Cuáles son los síntomas de una fascitis plantar?

El principal síntoma de la fascitis plantar es un dolor agudo en la planta del pie, cerca del talón. He aquí algunos indicadores de que ese dolor puede obedecer a una fascitis plantar:


  • El dolor es más fuerte a primera hora de la mañana pero mejora después de caminar durante unos pocos minutos.

  • El dolor empeora después de pasar mucho tiempo de pie y/o al levantarse después de estar cierto tiempo sentado.

  • El dolor se desarrolla de forma progresiva y empeora con el tiempo.

  • El dolor empeora después de haber hecho ejercicio o actividad física más que durante la actividad en sí misma.

  • Duele al estirar (flexionar) el pie.

  • Duele al presionar los lados del talón o el arco del pie.

¿Cuáles son las causas?

  • Los síndromes reumáticos de los tejidos blandos de la parte baja del cuerpo generalmente son el resultado de uno o varios factores. Ellos incluyen:

  • Actividades recreativas o laborales que causan uso excesivo o daño en las coyunturas

  • Mala postura

  • Tensión de los tejidos blandos debido a una articulación o hueso posicionado incorrecta o anormalmente (como diferencias en la longitud de las piernas o artritis en una articulación)

  • Otras enfermedades o condiciones (artritis reumática, gota, soriasis, enfermedades de la tiroides o una reacción medicamentosa adversa).

  • Infecciones.

Opciones de tratamiento

Los síndromes reumáticos de los tejidos blandos de la parte baja del cuerpo (síndrome del túnel tarsal y fascitis plantar) son muy comunes en personas que son más bien sanas. A veces desaparecen por sí solos con el tiempo. En la mayoría de los casos, el médico general puede tratar este tipo de trastornos. Algunas personas deberán atenderse por un reumatólogo (especialista en artritis, padecimientos reumáticos y enfermedades musculoesqueléticas relacionadas) para su tratamiento.

El tratamiento se basa en la reducción del dolor y la inflamación y en la preservación de la movilidad y prevención de incapacidad y recurrencia. El tratamiento de muchas enfermedades de los tejidos blandos es similar. Las recomendaciones de su doctor pueden incluir la combinación de descanso, aparatos ortopédicos, aplicación de calor y frío, medicamentos, terapia física u ocupacional.

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.