• Revista VOS

¡NO HAGA ESFUERZOS! EVITE UNA DISLOCACIÓN EN EL HOMBRO



Michelle Huertas Ch. / prensa@representacionesag.org


Es importante que sepamos cuidar de nuestra salud, por eso cuando sienta alguna molestia en alguna parte de su cuerpo debe reconocer si fue por un mal movimiento, alguna fuerza que hizo de más o porque su cuerpo le está indicando que algo no anda bien y debe visitar a un médico.


Por eso cuando presente un malestar en el hombro es importante que usted se evalúe y se pregunte lo siguiente ¿hice alguna fuerza inecesaria o un mal movimiento? Ya que esto le ayudará a definir, si su dolor es solo muscular o si es algo más grave que requiere de una revisión. También es importante que tome en cuenta si ha sufrido de algún golpe o accidente, que esté desarrollando el dolor como un síntoma ante alguna lesión.


Las dislocaciones de hombro suele darse más que todo por algún golpe o accidente, en especial de automóvil o moto, por eso sí sufrió de un acontecimiento como ese y presenta un dolor, lo más importante es que se revise con un especialista y le hagan placas para detectar si el hombro está dislocado.


La dislocación de hombro es una lesión en una articulación en la que los extremos de los huesos se ven obligados a salir de sus posiciones normales. Es una de las lesiones más dolorosas y suele deformar temporalmente e inmovilizar la articulación.


Existen varios tipos de dislocación en diferentes partes del cuerpo como: codos, dedos, rodillas y las caderas; pero las más común de todas es la de hombro. En cualquiera de los casos se debe buscar ayuda médica de inmediato para llevar los huesos al lugar que corresponde.


Si la dislocación es tratada de manera correcta, tiene el descanso y rehabilitación recomendada por el doctor, permite que la persona tenga el funcionamiento normal. Sin embargo, en el hombro las articulaciones corren el riesgo de que se repita la dislocación.


Síntomas de una dislocación


Una articulación dislocada puede ser:

1. Que esté visiblemente deformada o fuera del lugar.

2. Que la zona se encuentre hinchada o descolorida.

3. Hay presencia de mucho mucho dolor.

4. La zona afectada se vuelve completamente inamovible.

5. Se puede presentar hormigueo o adormecimiento cercano debajo de la lesión.


Visita al médico


Es muy difícil diferenciar entre un hueso quebrado a uno dislocado, por eso se recomienda que en caso de creer sufrir alguna de las dos se debe visitar al médico de manera inmediata. Si es posible, aplique hielo en el área de la articulación afectada y espere inmóvil hasta ser revisado por el doctor.

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.