Nutrición es la clave para controlar la diabetes


Mantén las grasas agregadas en niveles estrictamente necesarios, las dietas con alto contenido de grasas pueden perjudicar tu sensibilidad a la insulina


Las personas con diabetes describen la alimentación como una de las mayores dificultades a la hora de manejar su enfermedad. Tanto al inicio como en las sucesivas visitas de seguimiento y educación diabetológica las preguntas y errores más frecuentes están relacionados con lo que se puede o no comer o, mejor dicho, con lo que se debe o no comer.

Este nuevo y efectivo enfoque hacia la diabetes es increíblemente simple.


Pasos para manejar el azúcar de la sangre solamente con la alimentación


1. Mantén una dieta basada en frutas, vegetales, legumbres y granos integrales, selecciona alimentos que tengan un alto contenido de carbohidratos complejos, tales como los granos integrales, los vegetales y las legumbres, lo cual ayudará también a reducir la glucosa de la sangre. Muchos alimentos de origen vegetal también contienen fibra soluble que hace más lento el paso del azúcar al flujo sanguíneo. Teniendo en cuenta que el procesamiento de los alimentos elimina frecuentemente fibra y agrega azúcares o aceites, será mucho mejor que los alimentos ricos en carbohidratos se consumen en el estado más natural posible.

2. Evita los alimentos que causan problemas: carnes de todo tipo, productos lácteos y huevos, evita las carnes y otros productos de origen animal. Estos comestibles pueden estimular la resistencia a la insulina, los problemas cardiacos y el incremento de peso puesto que en general, contienen grandes cantidades de grasa, colesterol y calorías. Una mejor elección es obtener las proteínas de alimentos de origen vegetal, tales como frijoles, vegetales, tofu, granos integrales, nueces y semillas, muchas de las cuales también tienen un alto contenido de carbohidratos complejos y fibras saludables.


3. Mantén las grasas agregadas en niveles estrictamente necesarios, las dietas con alto contenido de grasas pueden perjudicar tu sensibilidad a la insulina. En otras palabras, a la insulina le costará mucho hacer su trabajo. Esto es particularmente cierto para el caso de las grasas saturadas (el tipo de grasa que se encuentra en la carne, los huevos y los productos lácteos) a diferencia de las grasas mono insaturadas (que se encuentran en los aceites de oliva y canola). Generalmente, los alimentos vegetales tienden a ser los más bajos en grasas, especialmente la grasa saturada, a diferencia de los productos animales, por lo que los frijoles, los vegetales y los granos enteros son buenos no solo por sus carbohidratos complejos sino también por su menor contenido de grasa. Aun las nueces y las semillas, cuyo contenido de grasa es relativamente alto, contienen más grasas insaturadas y son una mejor elección que los productos animales tales como la mantequilla, la grasa del tocino, la crema agria y productos similares con alto contenido de grasas saturadas. Aun así, procura no exagerar, pues siempre es bueno limitar la cantidad de cualquier alimento graso.

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.