¿Por qué los ojos me lagrimean tanto?

Por: Chris Huang

prensa@representacionesag.org


Esta habilidad ocular denota que usted tiene un factor ya sea interno o externo que lo esta afectando de alguna forma. Las lágrimas ayudan a mantener la superficie del ojo húmeda y eliminan partículas y cuerpos extraños presentes allí. El cuerpo las emite como método de protección propio. Los ojos siempre están produciendo lágrimas. Estas lágrimas salen de los ojos a través de un pequeño agujero en la esquina del ojo llamado conducto lacrimógeno.


Causas

· Alergia al moho, la caspa, el polvo.

· Inflamación a lo largo del borde del párpado.

· Obstrucción del conducto lacrimógeno.

· Conjuntivitis.

· Contaminación o productos químicos en el aire o el viento.

· Luz muy brillante.

· Entrada de elementos en el ojo (como polvo o arena).

· Raspadura en el ojo.

· Infecciónes.

· Pestañas que crecen hacia adentro.


El aumento del lagrimeo sucede a veces con la fatiga ocular, la risa, el vómito o el bostezo.

Una de las causas más comunes del exceso de lagrimeo es la resequedad en los ojos. La resequedad hace que los ojos se tornen molestos, lo que estimula al organismo a producir demasiadas lágrimas. Una de las principales pruebas para el lagrimeo es verificar si los ojos están demasiado secos.


¿Cuándo contactar a un profesional?

El lagrimeo rara vez es una urgencia. Usted debe buscar ayuda de inmediato si:


· Un producto químico ingresa al ojo.

· Tiene dolor intenso, sangrado, pérdida de la visión.

· Tiene una lesión grave en el ojo.

Igualmente, póngase en contacto con su proveedor de atención médica si tiene:

· Un rasguño en el ojo.

· Ojos rojos y dolorosos.

· Mucha secreción proveniente del ojo.

· Lagrimeo prolongado e inexplicable.

· Sensibilidad alrededor de la nariz o los senos paranasales.


Tratamiento

Antes, para solucionar este tipo de problemas de lagrimeo constante, se quitaba el saco lagrimal, actualmente lo que se realizan son cirugías llamadas dacriocistorrinostomías, las hay de tres tipos:


  • DCR externa

  • DCR transcanalicular

  • DCR endoscópica


La localización de la obstrucción lagrimal determinará la importancia de resolver el consiguiente ojo lloroso. Si el paciente tiene una obstrucción alta, es decir, en los canalículos lagrimales (pequeños conductos que se encuentran en los párpados), no suele pasar de ser un problema molesto por el hecho de estar llorando constantemente. Sin embargo, cuando la obstrucción es más baja y se localiza tras el saco lagrimal, este puede infectarse debido a la acumulación de la lágrima y dar lugar a una inflamación del saco lagrimal. Eventualmente, esto podría llegar a generar problemas más graves como una celulitis orbitaria (infección de la grasa y de los músculos que rodean el ojo).

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.