• Revista VOS

¿Qué no debo comer si tengo diabetes?

Por: Emily Oviedo M./ prensa@representacionesag.org

El diagnóstico de diabetes viene acompañado de nuevas rutinas para obtener un mayor bienestar y calidad de vida. La dieta recomendada para personas con diabetes no es diferente a la que debería seguir la población en general, ya que se trata de comer de una forma más saludable que resulte beneficiosa para la salud.


Las personas con diabetes deben de mantener un equilibrio entre los alimentos que ingieren, la insulina, medicamentos y el ejercicio físico para lograr controlar el nivel de glucosa. Los aspectos que se deben de tener en cuenta para lograr un control adecuado de la diabetes son: mantener una alimentación saludable y un control de peso. Las pautas adecuadas de alimentación dependen de las condiciones de cada persona, según su peso, sexo y actividad física.


Que no te falte magnesio

Este mineral ejerce un papel importante en la producción de proteínas y contribuye a regular los niveles de glucosa sanguíneos, ya que interviene en el metabolismo de la insulina.


Al parecer, una dieta rica en él ayudaría a reducir el riesgo de diabetes 2 hasta un 26%.

Entre los alimentos ricos en magnesio que te convienen se encuentran los frutos secos (especialmente las nueces), legumbres, verduras de hoja verde (especialmente espinacas y brócoli), pescado azul, chocolate negro y café.


Alimentos ricos en proteínas

En general, los alimentos proteicos no afectan a los niveles de glucosa sanguíneos porque apenas contienen (y a veces carecen) de hidratos de carbono. Por eso se recomienda seguir las recomendaciones generales.


La cantidad diaria recomendada depende de la edad, la estatura, el peso y el nivel de actividad física: en el caso de un adulto de talla media, 65 g (13%-15% de la energía total). Para alcanzarla basta con asegurarse de que en las tres comidas principales hay una ración de carne, pescado, huevos, legumbres, etc.


Elige grasas saludables

Las recomendaciones sobre la ingesta de grasas en caso de diabetes se está modificando en los últimos años a consecuencia de los resultados de las nuevas investigaciones.


No hay un criterio unánime sobre las grasas y su relación con la diabetes: hay quienes insisten en limitarlas todas y otros que optan por una postura más innovadora y sugieren elegir grasas “saludables”, como el aceite de oliva virgen, los frutos secos, el pescado azul.


Consumir fibra es imprescindible

Sea soluble o insoluble, la fibra mejora la digestión y el tránsito intestinal, además de saciar.


En caso de diabetes, seguir una dieta rica en fibra es vital, ya que ayuda a hacer más lenta la absorción de los hidratos de carbono en el intestino, es decir, ayuda a controlar mejor la glucemia.


Tanto a las personas diabéticas como a las que no lo son, se recomienda consumir entre 25 y 30 g de fibra al día tomando verduras, legumbres, frutas, cereales integrales o tubérculos.



Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.