• Revista VOS

¡Que el embarazo no se convierta en un dolor de cabeza!


El enfermo veía una extraña luz inexistente delante del ojo, tras lo cual aparecía un dolor muy intenso que afectaba a la parte derecha del cráneo y se aliviaba con los vómitos, esta fue la descripción que en el siglo V antes de Cristo el reconocido médico Hipócrates brindó sobre los padecimientos de uno de sus pacientes.

Hoy reconocemos estos síntomas en todas aquellas personas que sufren de migraña, una afección de base genética la cual afecta entre un 12% y un 16% de la población en general.

En un estudio realizado en Estados Unidos a 160 mil personas, se llegó a la conclusión de que la mayor prevalencia se presenta en casos de entre 18 a 29 años y que es 3.25 veces más frecuente en mujeres que en hombres.


Tratamiento

Es importante recalcar, que existe una diferencia en el tratamiento y en el aborde de una migraña durante el embarazo, el período menstrual y la menopausia. En este artículo, nos vamos a enfocar en las opciones que tienen las mujeres migrañosas en el embarazo.

Se ha demostrado que las mujeres con migraña tienen mayor riesgo de trastornos durante el proceso de gestación, tales como presión alta, preeclampsia y un mayor riesgo de sufrir trombosis venosas; por lo que la mujer embarazada con migraña debe monitorizarse mejor, es decir que su médico debe tener un mayor cuidado por elevaciones de presión arterial, edema en miembros inferiores y cefalea (dolor de cabeza).

El medicamento más utilizado para las crisis de migraña es el acetaminofén, que es lo mismo que paracetamol, pues tiene poco efecto secundario en el bebé. Sin embargo, se acepta el ibuprofén o sus derivados pero solamente durante los dos primeros trimestres.

Hay algunas medicinas específicas para tratar la migraña que se llaman triptanes, estas son más fuertes y deben usarse con control estricto del neurólogo, en algunos estudios que se han realizado no se ha demostrado que provoquen malformaciones congénitas en el bebé o partos prematuros.

Otros medicamentos que se pueden usar son medicamentos antieméticos que se usan para tratar el vómito, pero que actúan a nivel del tallo cerebral, ayudando a disminuir la crisis de migraña. El más conocido es el gravol y la metoclopramida, ambos tienen efectos antimigraña.

Muchas veces durante los nueve meses de gestación a las mujeres les da temor consumir medicamentos, por lo que prefieren abstenerse de tomarlos.

Para estos casos, existen una serie de métodos no medicamentosos, como asistir a un psicólogo, hacer ejercicio y técnicas de relajación, todo esto puede ayudar a que la persona tenga menos migraña.


Recomendaciones

Si bien existen diversas opciones, las pacientes migrañosas deben tener presente que el mejor tratamiento para la migraña en el embarazo es tratar la jaqueca previamente.

Finalmente es importante tener presente que hasta donde sea posible las pacientes no deben tomar ningún medicamento, por lo que debe existir una buena comunicación entre el obstetra y el neurólogo para que se tomen las decisiones más adecuadas para la salud de la paciente y del futuro bebé.


Por: Dr. Manuel Carvajal Lizano

Neurólogo

Clínica Neurológica Carvajal Lizano

Página web: www.clinicaneurologicacr.com

Facebook: https://www.facebook.com/ClinicaNeurologicaCR/

Ubicación: De la esquina sureste del Hospital La Católica, 50 metros oeste y 50 metros sur. Guadalupe, Costa Rica

Teléfono: (506) 2234-6070 Emergencias: (506) 8851-6258

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.