• Revista VOS

Rehabilitación tras una fractura

Por: Ericka Campos V./ prensa@representacionesag.org

Una fractura es cuando el hueso sufre una ruptura debido a una presión más fuerte de lo que puede soportar. Las principales causas de esta van a ser debido a actividades deportivas, caídas de lugares de mucha altura, accidentes automovilísticos, o algunas enfermedades como la osteosporosis. La ruptura puede ser parcial o total.


¿Cómo reconocer una fractura?

Dolor intenso en la zona.

Hinchazón.

Incapacidad para mover el área afectada.

Si la fractura es muy grave, esta puede llegar a romper la piel y dejar el hueso expuesto.

Pueden presentarse hematomas.

Hormigueo en la zona.


Tratamiento

Primero, para comprobar que hay una fractura y determinar cuál es su gravedad deberá realizarse una radiografía. Esto le ayudará al médico a determinar cómo deberá tratarla y a identificar cuáles huesos fueron los dañados.


En la mayoría de los casos, el médico procederá a colocar el hueso en su forma original y aplicará un yeso sobre el área afectada para evitar que este se mueva, se mantendrá en el área hasta que el hueso se haya soldado, por lo general este puede tardar un par de meses.


Si la fractura es muy grave es probable que se necesite de cirugía para reacomodar el hueso y se deberán colocar unos pines metálicos.

Rehabilitación

Tras ser retirado el yeso o luego de la cirugía es necesario que la persona pase por un periodo de rehabilitación para que la movilidad y la fortaleza del hueso se recupere.

Para esto existen centros de rehabilitación y especialistas como los fisioterapeutas que pueden ayudar durante el proceso. Ellos establecerán una rutina de ejercicios adecuada para el proceso que se está llevando, además de aplicar tratamientos terapéuticos para recuperar su función. Algunos de estos tratamientos implican equipos especializados o algunas técnicas como aplicación de frío. Los ejercicios que se apliquen van a depender del área que se ha lesionado.


Para que la recuperación sea completamente exitosa deberán seguirse las indicaciones que realice el médico. También habrá ciertos cuidados que deberás tomar o medidas para que la recuperación sea mejor. Algunas de esas son:

Mantén el reposo necesario.

Retoma la actividad física cuando el médico te lo indique.

Si tuviste cirugía es importante que cuides la herida y la cicatrización para que esta no se abra y no se infecte.



Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.