• Revista VOS

Resequedad vaginal durante la menopausia, RENOVALASE: una nueva forma para corregirla

Actualizado: 18 de abr de 2018


Los calores, los cambios de humor, la falta de menstruación, son todos cambios que la mujer sufre durante la menopausia y se deben a la reducción de los niveles de estrógenos. Pero existen otros efectos molestos y que alteran en forma importante la calidad de vida de las pacientes en su edad post-reproductiva. Uno de estos es la atrofia vaginal, que se traduce en resequedad, lo que lleva a, en el mejor de los casos, que su vida sexual deje de ser placentera y, en el peor, a que se transforme el coito en una experiencia dolorosa.

Si tomamos en cuenta que, en promedio, la menopausia llega alrededor de los 48-50 años, debemos pensar que una mujer pasara probablemente bastante más de una década, manteniendo relaciones dolorosas o tratando de evitar el sexo con su compañero, con el consecuente deterioro de su relación de pareja y de su propia calidad de vida.

¿EXISTE UNA SOLUCIÓN?

La solución ha sido tradicionalmente el uso de lubricantes y, desde un punto de vista más médico, el aporte de estrógenos, ya sea en forma sistémica (es decir, tomados o aplicados en forma trans-dermica), o su administración en crema vaginal dos veces por semana. Los resultados con estos tratamientos son generalmente buenos. Pero ¿qué pasa cuando la mujer no puede o simplemente no desea usar tratamiento hormonal? ¿Están condenadas a sufrir cada vez que tengan relaciones? La respuesta es sencilla: No

Existe la posibilidad de realizar el Renovalase, un tratamiento con tecnología FOTONA. Este es un procedimiento totalmente indoloro que utiliza la energía del LASER de Erbio YAG, que se basa en el aumento controlado de temperatura a nivel del tejido vaginal, estimulando la angiogénesis (formación de nuevos capilares), aumento de la actividad de fibroblastos y formación de nuevo colágeno son el efecto del daño térmico producido por otros tipos de LASER como el de CO2. El resultado final es un aumento en el grosor del epitelio vaginal (capa de recubrimiento de la vagina) así como un aumento de la vascularización lo que se traduce en una reducción de los síntomas como resequedad, ardor, picazón, así como de la irritación y el dolor con las relaciones.

Esto resulta particularmente útil en Mujeres que han sido operadas por ejemplo, de cáncer de mama, ya que en ellas el uso de estrógenos está contraindicado. Como con otros tratamientos de Erbio YAG, este es ambulatorio e indoloro y brinda una oportunidad a la mujer de recuperar la satisfacción en su vida sexual luego de la menopausia.


Por: Dr. Luis Diego Carazo

Ginecólogo y Obstetra

Ubicación 1: CLÍNICA CATÓLICA: San Antonio de Guadalupe, Goicoechea, Costa Rica, frente a los Tribunales de Justicia.

2246-3394

Ubicación 2: CLÍNICA MURANO: 50 norte de la entrada principal del Hospital de Heredia.

Tel: 4080-2636

Tel emergencias: 8326-1736

Facebook: https://www.facebook.com/luisdiego.carazofernandez

Página web: www.drluisdiegocarazo.com

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.