¿Temblor permanente en las manos?



La enfermedad de Parkinson es un tipo de trastorno neurológico caracterizado por alteración del movimiento. El cerebro origina y coordina los movimientos del cuerpo a través de una serie de redes de neuronas, y en ésta enfermedad las mismas sufren un deterioro progresivo que las lleva a la muerte tempranamente.

Al dañarse éste tipo de células, se pierde una sustancia en el cerebro llamada dopamina, y de tal forma se ve afectado el control en el movimiento del cuerpo. Las personas presentan síntomas como el temblor, el cual sin embargo no es, ni lo más incapacitante ni lo más característico, pues predomina el enlentecimiento de los movimientos, la inestabilidad en la postura y la marcha y la rigidez, que conduce además a dolores osteomusculares, a veces mal interpretados. Las personas pueden tener otras manifestaciones, como lo son los problemas en el olfato, alteración del sueño y depresión.


Riesgos

Es una enfermedad que afecta usualmente a personas en edad adulta, de ambos sexos y aisladamente con antecedentes familiares. Vivir en zona rural y la exposición tóxicos, son posiblemente los factores de riesgo más fuertemente relacionados a la enfermedad de Parkinson.


Diagnóstico

No se requieren estudios particulares para el diagnóstico, el cual a través de la historia clínica y exploración física, en un tiempo definido ya queda bien determinado. Los estudios, de laboratorios o imágenes radiológicas, en general se realizan rutinariamente para descartar otras enfermedades que puedan confundirse o agravar la misma enfermedad de Parkinson.

La evolución cambia en cada paciente, a pesar de lo anterior, es invariablemente progresiva en años, de una forma usualmente lenta. Es importante que se mantengan estilos de vida saludables, con una reducción en la carga de estrés, actividad física apropiada y una dieta adecuada, además de sobrellevar de la forma más positiva el proceso, con apoyo de amigos y familia.


Tratamiento

A pesar de no existir una cura, ni un tratamiento que revierta la enfermedad, hay a disposición una serie de medicamentos que reducen la sintomatología, tanto de la Enfermedad de Parkinson, como de los problemas que se asocian, mejorando notoriamente la calidad de vida. Se requiere un seguimiento médico periódico, pues la eficacia de los tratamientos y sus efectos adversos varían con el tiempo, por se requieren ajustes de dosis, horarios y de tipos de fármacos. Además es vital un control de rehabilitación y terapia física por personal entrenado en éste tipo de problemas.


Por: Dr. Kenneth Carazo

Especialidad Neurología

Telefonos 22224411 / 25628901

Email carazokc08@hotmail.com

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.