• Revista VOS

Todo lo que puede hacer una copa de vino en tu cuerpo

El vino hace mucho más que solamente ayudarte a sobrellevar un día pesado

Por: Emily Oviedo M./ prensa@representacionesag.org

Sales del trabajo, llegas a tu adorada casa y te retiras los zapatos, si, esos que te están lastimando desde el mediodía. Buscar ponerte cómodo así que te colocas tu pijama favorita, ahora lo único que quieres hacer es ver tu serie del momento mientras saboreas una copa de buen vino, porque así, en plena comodidad y sin pretensiones es cuando más lo disfrutas. En ese momento, el vino hace mucho más que solamente ayudarte a sobrellevar un día pesado, después de una copa tu cuerpo experimenta una serie de efectos inmediatos, pero ¿son estos buenos o malos? Vamos a descubrirlo a continuación.


Beneficios del vino

El vino es un alimento complejo con multitud de sustancias diluidas en aproximadamente 14 partes de alcohol por 86 de agua. Entre estas sustancias destacan los polifenoles, antioxidantes naturales que se cree que pueden intervenir en la fijación de los radicales libres del colesterol malo, haciéndolo menos soluble y por tanto impidiendo su absorción intestinal y con ello su paso a la sangre, donde así se evita que se acumule en las arterias.


Para poder saber si el vino es saludable, es importante que entendamos cómo actúa el alcohol en nuestro organismo. Tenemos que tener en cuenta que el alcohol puede producir toxicidad en el hígado, así como aumentar el riesgo a padecer algún tipo de cáncer. El motivo es que, consumido en exceso, el vino deteriora el funcionamiento de algunos órganos. Sin embargo, el caso del vino tinto es un tanto peculiar. El motivo es que, como ya sabemos, es una bebida que tiene alcohol pero, además de ello, también nos ofrece una rica fuente de polifenoles. Estas sustancias son beneficiosas para nuestro organismo, ya que actúan evitando el envejecimiento prematuro de nuestras células.


Tenemos que tener en cuenta que el vino procede de la uva. Y, precisamente por ello, nos aporta estos beneficios tan interesantes para el organismo. Por tanto, podemos optar por otras variedades más saludables y sin alcohol que, también, incluyan los nutrientes de la uva. Un ejemplo de ello sería comer uvas de forma habitual, básicamente. Con esta sencilla práctica, también conseguiríamos nutrir nuestro organismo con polifenoles y otros componentes antioxidantes reduciendo el efecto nocivo del alcohol.



Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.