TRASPLANTE DE CABELLO, ¿ES PARA MI?


Toda persona debe ser evaluada individualmente por el cirujano, ya que el trasplante es la última fase de un tratamiento médico.

No todas las personas son candidatas para realizarse un injerto de cabello. El problema es que tampoco muchos especialistas lo dicen. Para evitarse desagradables sorpresas y posibles frustraciones, lo mejor es consultar a un dermatólogo, quien te recomendará el mejor tratamiento, de acuerdo a las características y necesidades de cada individuo.


Toda persona debe ser evaluada individualmente por el cirujano, ya que el trasplante es la última fase de un tratamiento médico. Existen cuatro criterios básicos por los que las personas no son necesariamente candidatas a tener un trasplante de cabello.


1. Por edad: Pacientes jóvenes (18-25 años) no son buenos candidatos porque la pérdida capilar ha empezado recién y seguirá progresando en el futuro; hacer un trasplante demasiado pronto puede llevar a una mala distribución del pelo, ya que el cirujano nunca podrá saber exactamente cuanta cantidad de pelo perderá en los siguientes años.


2. Por sexo: La distribución de la calvicie en hombres y mujeres es diferente. En los hombres las áreas alopécicas son más localizadas que en la mujer, donde la distribución es más difusa en toda la cabeza.

La mayoría de los hombres son buenos candidatos, excepto aquellos con pelo fino difuso, mientras que la mayoría de las mujeres no son buenas candidatas, salvo en los casos con pérdida en áreas bien localizadas.


3. Por extensión de la pérdida capilar: A mayor estabilización de la pérdida capilar, mejor resultado, ya que el cirujano estará seguro de colocar pelo en las áreas correctas.


4. Por tipo de pelo: Un pelo grueso y con gran cantidad de melanina dará una mayor densidad y lucirá mejor después de un trasplante. El pelo enrulado también dará mayor apariencia de densidad que uno liso.


Beneficios para el paciente


La cirugía capilar es una alternativa para todas aquellas personas que desean recuperar la densidad capilar perdida por el paso del tiempo o que sufren alopecia cicatricial a consecuencia de determinadas patologías sistémicas o de intervenciones oncológicas. En estos casos, el trasplante de cabello tiene un efecto muy positivo sobre la calidad de vida del enfermo, mejorando su autoestima y su capacidad de integración emocional y sociolaboral.


Por: Emily Oviedo M.

prensa@representacionesag.org

Revista VOS® es una creación de MALEKU Publicidad / Todos los derechos reservados.
Teléfono: +506 2245-5011 / +506 4000-1550 E-mail: info@revistavos.co.cr San José, Costa Rica.